Salario emocional: ¿qué es y cómo implementarlo correctamente?

Al momento de determinar la conveniencia de un trabajo determinado, hay muchos factores que pueden influir en la forma en la que se ven beneficiados o en los resultados finales que pueden obtener al tener en cuenta el gran panorama. Es por estos motivos, que deben conocer la forma correcta de determinar estos puntos a tener en cuenta a fin de lograr un equilibrio más positivo en sus vidas. 

Además, al contar con otros beneficios laborales es posible encontrar un mejor funcionamiento en lo que respecta a la forma de establecer la rutina y los proyectos personales, tanto a corto como a largo plazo. De manera que no solo su salario determinará sus capacidades potenciales, sino que también hay muchos otros puntos que tener en cuenta, para lograr mejores resultados en la forma de organizar sus proyectos laborales. 

En cuanto al salario emocional, si les interesa comprender mejor cuáles son los puntos más importantes de acuerdo con sus necesidades particulares con lo referido a los beneficios laborales, a continuación, les vamos a dar algunos lineamientos clave que les resultarán útiles. También podrán encontrar una forma mucho más eficiente y equilibrada de buscar trabajo de acuerdo con sus preferencias más concretas. 

En qué consiste el salario emocional

En concreto, el salario emocional se trata de todos los aspectos complementarios que se consideran beneficios laborales, más allá del salario neto que se percibe por el trabajo que realizan. Es decir, que consiste en retribuciones no monetarias que se pueden obtener de un trabajo, tanto en el mejor aprovechamiento del tiempo (que es el recurso más valioso del que disponen), como en la disponibilidad de otros recursos que son fundamentales para realizar sus labores correctamente. 

Una explicación concreta aplicada a un caso práctico

Por dar un ejemplo para explicar mejor este concepto, les vamos a plantear un escenario en el que tengan dos opciones de empleo. 

Por una parte, en la primera opción, el salario neto es de unos 1500 USD por mes, lo que representa un muy buen monto y es bastante conveniente. En lo referido a las prestaciones y las condiciones laborales que ofrece, tienen los siguientes factores: 

  • Tienen horarios fijos con jornadas laborales de 8 horas, por 6 días a la semana. 
  • Deben contar con equipamiento propio para realizar trabajo a distancia eventualmente, es decir, que deben tener una computadora propia y procurarse sus propios medios de trabajo. 
  • No disponen de viáticos de ningún tipo, por lo que deberían destinar una parte de su salario a transporte, todos los días que trabajen. 
  • El ambiente laboral es bueno, pero no cuentan con oportunidades de crecimiento tan claras. 

Por otra parte, en la segunda opción, el salario neto es de unos 1100 USD por mes, lo que es un buen monto, pero tiene una diferencia significativa de 400 USD con la opción anterior. Sin embargo (y aquí es donde se vería aplicado el concepto de salario emocional), cuentan con las siguientes prestaciones y condiciones laborales: 

  • Tienen horarios más flexibles, con 2 francos semanales que pueden elegir fijos o rotativos, de acuerdo a lo que necesiten. 
  • La empresa les presta equipos y recursos para poder trabajar de forma virtual en caso de que así se los requieran. Por lo que cuentan con un soporte mejor. 
  • Si deben asistir de forma presencial, les ofrece los viáticos o pueden pasar a buscarlos en el transporte que destinan para este fin. 
  • El ambiente laboral es bueno y, de acuerdo con el rendimiento que tengan en el trabajo, pueden conseguir mejores oportunidades y lograr un crecimiento más estable a largo plazo. 

Por lo tanto, como podrán comprobar, si bien en algunas ocasiones se resigna un sueldo más alto, cuentan con otros beneficios que compensan ampliamente el rendimiento de sus esfuerzos. A la vez, cuentan con medios más flexibles para lograr un potencial crecimiento dentro de la empresa y una evolución más marcada. 

¿A qué se le debe dar más importancia?

Muchas personas no saben si priorizar su tiempo, el dinero que ganan, la comodidad del trabajo u otros elementos complementarios. La respuesta más lógica es que todo depende de sus intereses particulares, por lo que no hay una solución absoluta, ni les vamos a indicar que ciertos aspectos son más importantes que otros, ya que, dependiendo del caso particular que consideremos, algunas características resultarán más convenientes que otras. 

Sin embargo, es bueno tener en cuenta que el tiempo es uno de los recursos más valiosos de los que disponen. De manera que, si pueden darle prioridad a este punto al elegir un nuevo trabajo, les resultará mucho más conveniente y podrán lograr mejores resultados a corto y largo plazo, y podrán organizar mejor su rutina. 

Por su parte, deberían también proyectar cuáles son sus intereses y, a través del planteo de objetivos y de metas claras, ir revisando las diversas opciones que les surjan. Aprovechar mejor las diferentes prestaciones que cada empleo tenga para ofrecerles, será clave.

Buscar siempre una mejora de condiciones

De acuerdo con lo que venimos mencionando, resulta fundamental contar con una búsqueda clara y constante de nuevas oportunidades que puedan resultarles útiles. Solo de esta forma es posible seguir progresando y logrando mejores condiciones de trabajo. 

Resulta muy importante que, en caso de encontrarse en un medio que los sofoque y que los limite, deberían irse de ahí lo más pronto que puedan. Incluso si sienten que sería un cambio significativo o si sienten que sería algo difícil de lograr, es mucho mejor realizar ese esfuerzo para después tener una situación más positiva. 

Es momento de empezar a ver el panorama general de una forma más amplia y mejor planteada para así lograr encontrar el equilibrio y la estabilidad que buscan.