Reglamento interno de trabajo: ¿qué es y cuál es su impacto en las empresas?

El reglamento interno de trabajo es vital para el buen funcionamiento de toda organización, pues cuando no hay claridad sobre las obligaciones, derechos y responsabilidades de ambas partes: empleadores y equipos, surgen problemas que afectan la imagen corporativa, el clima laboral y las metas comerciales.

Y eso no es todo, hoy en día, es una obligación normativa tener un reglamento interno de trabajo, de acuerdo a las leyes laborales de muchos países, de lo contrario, las empresas pueden ser sancionadas. Por esta razón, tienes que leer este artículo. Te explicaremos qué es el reglamento interno de trabajo y cuál es su impacto en las empresas.

Además, conocerás qué aspectos básicos deben estar en tu reglamento interno de trabajo, cómo puede ayudarte a evitar conflictos y a fortalecer la cultura organizacional, de manera que logres estabilidad y mayor bienestar para tus equipos. Así que, ¡empecemos!

¿Qué es el reglamento interno de trabajo?

El reglamento interno de trabajo es un instrumento indispensable en toda empresa que no solo debe recoger las leyes laborales vigentes, sino que debe contener las normas de convivencia interna, las cuales ayudarán a construir desde el principio una relación transparente, sólida y duradera entre empleadores y equipos de trabajo.

Las disposiciones deben ser claras; es decir, no deben prestarse a ambigüedades y deben definir en cierta forma la personalidad de la empresa, por lo tanto, no es recomendable que una empresa copie el reglamento interno de otra. Cada una debe armar el suyo propio con el aporte de los equipos de trabajo. Asimismo, es importante que sepas qué debe contener un reglamento interno de trabajo. A continuación, algunos aspectos elementales:

  • Derechos y obligaciones de la empresa.
  • Derechos y obligaciones de los profesionales.
  • Horarios de trabajo.
  • Permisos y licencias.
  •  Evaluación del personal.
  • Ascensos y líneas de carrera.
  • Medidas disciplinarias frente a eventuales casos de hostigamiento sexual y discriminación.

Ahora bien, suele confundirse el reglamento interno de trabajo con el reglamento de seguridad y salud en el trabajo. El segundo es un documento complementario, al igual que el reglamento de uso de la tecnología en el que la empresa establece directrices, como por ejemplo, la prohibición de instalar programas por cuenta propia, el acceso a páginas indebidas y la necesidad de tener encendidos los celulares corporativos durante la jornada.

En resumen, todos aquellos aspectos referidos a los dispositivos y materiales que se le asignen al personal y que debe cuidar a lo largo de la relación de trabajo.

Reglamento interno de trabajo. Fuente: Pexels.

Impacto del reglamento interno de trabajo en las empresas

Hasta aquí, ¿qué te ha parecido el reglamento interno de trabajo? En definitiva, una poderosa herramienta para mantener en armonía las relaciones de trabajo; y eso que nos falta seguir explorando más. Ahora veamos cuatro beneficios del reglamento interno de trabajo.

1.  Fomenta la disciplina

Así es, el reglamento de una empresa fomenta la disciplina. Cuando los profesionales conocen su horario de entrada, de salida y sus días de descanso hay un evidente orden y gestión responsable del tiempo para alcanzar las metas corporativas.

Asimismo, hay temas delicados y preocupantes que aquejan a la sociedad y que deben abordarse con un enfoque preventivo. ¿Qué mejor manera de hacerlo que incorporándolos en un reglamento interno de trabajo? Por ejemplo, el acoso laboral y la discriminación.

Un reglamento interno de trabajo en el que se establezcan sanciones disciplinarias y se explique con claridad sus perjudiciales efectos, permitirá concientizar a los equipos y verificar si están alineados con los valores de la empresa. De esta manera, se pueden prevenir estos comportamientos y proteger la autoestima, dignidad y derechos de los profesionales.

Como bien destaca este artículo de Forbes, hay muchas formas de acoso que se cometen en forma verticalista o entre los propios compañeros de trabajo que puede generar desgaste, estrés laboral y un daño irreparable a la salud emocional de la persona afectada. Por ello, las empresas deben estar atentas y erradicar este problema ante el menor síntoma.

Equipo unido. Fuente: Pexels.

2. Promueve la igualdad

Al regirse todos por los mismos lineamientos, con excepción al de los empleadores, quienes tienen responsabilidades un tanto distintas, se propicia un clima de igualdad de condiciones. Debe destacarse, principalmente, el aspecto de ascensos y líneas de carrera para evitar especulaciones o percepciones de injusticia que afecten negativamente a la empresa.

A veces, muchos cargos suelen designarse a dedo o se recurre a profesionales externos para cubrir puestos jerárquicos en lugar de priorizar al talento interno. Por esta razón, es recomendable estipular en el reglamento interno de trabajo que un ascenso lo determina el desempeño y reunir el perfil requerido para el puesto; es decir, contar con las competencias y conocimientos técnicos y, además, aprobar las evaluaciones de la convocatoria.

3.  Previene conflictos

Otro de los beneficios del reglamento interno de trabajo es que previene conflictos entre empleadores y equipos. Por ejemplo, imaginemos que la empresa no está en su mejor momento y tiene la difícil decisión de hacer recorte de personal. En el caso de los contratos laborales indefinidos, un despido arbitrario implica la indemnización del trabajador.

El cumplimiento de esta disposición según las leyes laborales vigentes protegerán al profesional en el período en el que se encuentre desempleado y, de esta manera, se podrá conciliar con la empresa sin la necesidad de ir a un juicio engorroso e interminable.

Ahora bien, en el reglamento interno de trabajo debe quedar bien claro que los despidos deben darse bajo las formas permitidas por la ley y en qué casos aplica. Por ejemplo, si se ha violado alguna norma de conducta y en la investigación se ha determinado la responsabilidad, entonces la empresa tendrá una justificación válida para proceder al despido.

Seguridad en el trabajo. Fuente: Pexels.

4. Protege los derechos del capital humano

Otra de las ventajas del reglamento interno de trabajo es la protección de los derechos de los equipos. Siempre hay casos de profesionales que solicitan licencias de maternidad y de paternidad con goce de haber, de acuerdo a las leyes laborales que deben estar consignadas en el reglamento interno de trabajo. Asimismo, el reconocimiento de las horas extras cuando se hace sobretiempo.

En este punto, entra a tallar el reglamento de seguridad y salud en el trabajo, una extensión del reglamento interno de trabajo. Esta parte es fundamental, porque muchos accidentes y enfermedades en el entorno laboral se pueden prevenir cuando las empresas imparten formación sobre ergonomía ocupacional y la correcta manipulación de productos peligrosos con el adecuado traje e implementos de seguridad.

Como has visto, el reglamento interior de trabajo te permite cuidar a tus equipos, tener un clima laboral sosegado y alcanzar tus propósitos financieros de manera segura. No olvides revisar constantemente las leyes laborales, modificar o incorporar nuevas disposiciones de ser necesario. ¡Apuesta siempre por tu fuerza productiva y próspera!