¿Qué es Learnability y por qué es importante a nivel empresarial?

En la actualidad, las empresas ya no evalúan a sus empleados o a los postulantes para diferentes puestos de la misma manera en que lo hacían 20 años atrás. Así como las habilidades duras perdieron terreno frente a las softskills, hay una en particular que es la más buscada. 

Se trata de learnability, la madre de todas las capacidades. Describe la facilidad de una persona para adquirir nuevas habilidades, sean estas blandas o hard. 

¿Qué es learnability?

La curiosidad por aprender nuevos conocimientos, el deseo de mejorar, la voluntad de avanzar en una carrera, la necesidad de superarse y la naturalidad para competir sanamente, son características de los perfiles que las empresas actualizadas más valoran. 

Las empresas no toman estas decisiones a ciegas. Diversos estudios justifican esta tendencia de contratación. El pedagogo José Antonio Marina habla de learnability para referirse al deseo de aprender rápido y eficazmente. La velocidad con que avanzan las tecnologías, la ciencia y la técnica, también obligan a las organizaciones con fines de lucro a adaptarse. De ahí, que tengan que estar modificándose a sí mismas permanentemente. Marina estima que las nuevas generaciones deberán adecuar sus aprendizajes, sus conocimientos, sus hábitos o su empleo un mínimo de 10 veces en toda su vida. 

Es la habilidad del futuro, porque se ajusta a los cambios para trabajar en cualquier entorno. En español comienza a utilizarse la palabra aprendibilidad. En cuanto se vuelva más común, es más probable que la productividad de las empresas se dispare. 

Para Mara Swan, Vicepresidenta ejecutiva de Manpower Group, en cuanto a learnability, la curiosidad y la agilidad de aprendizaje son claves. Los empleados no deben quedarse a la espera de formación de la empresa. Por el contrario, deberán salir a buscarla por su propia cuenta. Expuso estas ideas en el Foro Económico Mundial de Davos. 

Allí habló de dos dimensiones de la aprendibilidad. Una es la capacidad de aprender y continuar aprendiendo. La otra es el amor al conocimiento, la voluntad de encarar nuevos desafíos que impliquen capacitarse, hacerse preguntas y buscar las respuestas. Capacidad y actitud harán de todo empleado, un profesional dispuesto no solo a afrontar cambios, sino a generarlos. 

Actitud knowmad

Vinculado a la idea de learnability, el exdirector de Google, Eric Schmidt, desarrolló el concepto de knowmads o nómades del conocimiento. Ese es el perfil que, para él, logrará avanzar tan rápido como se modifican los cambios tecnológicos.

Las personas de este perfil se destacan por su actitud. Aunque avance la tecnología, siempre conseguirán un lugar en empresas porque tienen la facilidad de resolver problemas diversos, utilizan su creatividad para innovar más allá de las capacidades de las máquinas. 

Estos jóvenes buscan la satisfacción personal en sus actividades laborales. Su reacción ante cualquier problema es buscar una solución. Son autónomos, por lo que llevan su trabajo como una marca propia. Intentan estar actualizados en cuanto a tecnología, para no perderse ningún avance y estar siempre a la altura. De hecho, conocen los cambios por venir. No solo utilizan las redes sociales para darse a conocer, sino para buscar información de la mejor fuente y al instante de su publicación. Además, no le temen al fracaso ni a la derrota. Los errores son siempre fuentes de aprendizaje para ellos. 

¿Cómo aprovechar esta habilidad en una empresa?

El área de Recursos Humanos debe dejar de promover la inscripción en cursos para tener una mirada que marque cuál es la dirección que busca la empresa. La propuesta tiene que ser la formación permanente, debe reinar una cultura de la autosuperación. 

¿Cómo evaluar la learnability?

La aprendibilidad no puede acreditarse. Es también una actitud. Por lo tanto, para el departamento de RRHH, resulta un desafío descifrar qué postulante la posee y qué postulante no la posee. Hay tres características que pueden ser buenos indicios para evaluar la learnability. 

  • Si al profesional le interesa conocer nuevos lugares, atravesar momentos de incertidumbre, como aventuras, se hace preguntas poco frecuentes y ha asistido a múltiples cursos, más allá de que se ajusten a las necesidades del puesto, o si entiende de diferentes formas de organizar el trabajo y conoce diferentes procesos creativos, entonces es un buen candidato. 
  • Si muestra motivación e interés por desarrollar su carrera, por sobresalir y avanzar, este postulante seguramente cuente con la aptitud de aprendibilidad. 
  • Si ha tenido experiencias en otras empresas que no le hayan satisfecho, entonces será también creativo y original para resolver problemas e innovar en nuevos procesos dentro de una nueva organización. 

8 estrategias sacar provecho en la empresa

¿Cómo aprender a aprender? Hay ocho técnicas para desarrollar la aprendibilidad en una organización.

  1. Cultura educativa

Promover la cultura del own learning es una de las técnicas que más se utilizan para incentivar learnability. Brindar las posibilidades para avanzar en determinadas actividades que siempre se han esperado, como estudiar música, cocinar o mejorar en un deporte. Así, se puede generar el hábito de la autosuperación. 

  1. Identificar necesidades

Hacer un análisis participativo de fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. 

  1. Formación en áreas nuevas

Promover interés en temas con los que el personal no se hubiera cruzado, puede abrir mentes. 

  1. Fomentar el desarrollo personal

Habilidades como mindfulness pueden motivar a la plantilla a seguir aprendiendo.

  1. Impulsar el optimismo

Aprender de los errores y animarse a fallar es importante para desarrollar learnability. La tolerancia a la frustración será uno de los activos más interesantes para la empresa.

  1. Destacar los éxitos

Comunicar los buenos resultados incentiva a mejorar a toda la plantilla. 

  1. Valorar la inteligencia emocional

La comunicación no violenta, la proactividad, la asertividad, la amabilidad y la inclusión son rasgos de la inteligencia emocional que llevarán a querer aprender más al conjunto del personal. 

  1. Integrar la cultura digital

Generar una transformación digital en toda la empresa obligará a los empleados a adecuarse. 

Un camino sin retorno

Desarrollar esta habilidad del futuro y promover el aprendizaje continuo es una tarea de la que ninguna empresa se arrepentirá.