¿Qué es el capital humano y cuál es su importancia en una empresa?

Hay muchas formas de crear valor en una empresa, de construir un sistema productivo que resulte eficiente y que tenga el potencial necesario para poder evolucionar a lo largo del tiempo. Pero, sin lugar a dudas, uno de los factores indispensables que no pueden faltar en la ecuación es el capital humano. Resulta uno de los elementos constitutivos de cada empresa, ya que brinda un soporte diferente en la forma de trabajar y de producir valor en una compañía. 

Para constituir un capital humano de valor y para potenciar sus habilidades, hay muchas medidas que se pueden implementar y que resultan eficientes, tanto a corto, como a mediano y largo plazo. Es posible determinar el rol que ocuparán los empleados y los diferentes subcontratistas a través de ciertos estudios y análisis de mercado que se van implementando. 

Por lo tanto, si les interesa conocer mejor en qué consiste el capital humano, a continuación, les vamos a comentar algunas características centrales que deberían tener en cuenta. Les vamos a dar algunos consejos para que puedan constituir un proyecto laboral eficiente y bien planteado, para ir sumando valor y mejorar el potencial de su compañía en una serie de planos más amplios. 

¿En qué consiste el capital humano concretamente?

Por capital humano (un término que podría parecer despersonalizado, pero que aporta otro tipo de significante), se comprende a todas las personas que están involucradas en un proceso productivo con respecto a su nivel de preparación, sus conocimientos, los resultados, el potencial productivo y de evolución que pueden sostener. Es por esto, que un concepto que parece simple y plano, adquiere una dimensión más profunda. 

Partiendo de este concepto base para designar al capital humano, algunas personas solo lo consideran como un conjunto de recursos humanos que se encuentra en una empresa. Sin embargo, a lo que hace referencia realmente es a la formación y al grado de destreza, especialización o formación técnica y productiva, de las personas que integran dicha empresa. 

¿Por qué es importante contar con un capital humano de alto valor?

La respuesta a este interrogante tal vez parezca básica y autoevidente, pero hay algunos puntos centrales que les recomendamos que tengan en cuenta. Por ejemplo, al constituir un sistema de capacitaciones y de formación de personal que resulte eficiente y que brinde una estabilidad más consolidada a la empresa, se mantengan actualizadas, se plantee una estrategia, lo suficientemente competitiva, con respecto al resto de alternativas disponibles en el mercado. 

Queda en evidencia que resulta muy importante conocer a la propia empresa, tanto en sus capacidades actuales (con sus puntos fuertes y con sus debilidades) como también, con una proyección a futuro en la que encuentren el camino que quieren ir consolidando. Para lograr este autoconocimiento de la empresa, pueden tomar las siguientes medidas concretas: 

  • Realizar encuestas entre los empleados para conocer su nivel de formación. 
  • Medir los resultados individuales y colectivos de los diferentes medios empleados y de las áreas productivas según su relevancia. 
  • Constituir medios de retroalimentación informativa, en los que los resultados obtenidos y las métricas instantáneas vayan determinando las medidas que se implementan y la forma de trabajar. 
  • Conocer el mercado y realizar estudios para determinar con mayor claridad cuál es la competencia más directa y de qué manera pueden plantearse estrategias para conseguir un mejor lugar en el mercado. 

A raíz de estas medidas implementadas, podrán ir conociendo mejor qué están haciendo y qué pueden hacer para mejorarlo. De forma que lograrán resultados más estables y mejor consolidados. 

¿Cómo formar correctamente a los recursos humanos de una empresa?

Una vez que conozcan lo que pueden hacer y, al comenzar a plantear proyectos que hagan evolucionar y crecer a su empresa, deben formar a las personas que en ella trabajan, para que sean capaces de lograr las tareas fundamentales de estos proyectos. Esto les servirá para encontrar un equilibrio más sostenido de un desempeño eficiente y real, a lo largo del tiempo.

Para lograr implementar sistemas de capacitaciones eficientes, les recomendamos que tomen en cuenta los siguientes aspectos: 

  • Usar plataformas que los empleados puedan comprender fácilmente, para no tener que destinar tiempo en enseñarles cómo usar los medios de capacitación. 
  • Implementar programas modernos y actualizados, con contenido estratégicamente pensado para lograr los resultados que buscan. 
  • Buscar la máxima eficiencia de contenidos, es decir, no enseñar información redundante o irrelevante, ya que se debe priorizar el contenido estratégico. 
  • Realizar constantes procesos de evaluación para determinar el nivel de progreso y de avance que van consiguiendo los empleados a lo largo del tiempo. 
  • Proponer sistemas de recompensas y de incentivos para las personas que se esfuercen por sobre la media, de manera que vean bien retribuido su trabajo y así lograr un mayor compromiso con la empresa. 

De esta forma, al ir planteando nuevos horizontes en lo que respecta a la forma de trabajar y de lograr diversos resultados, es posible ir creciendo gradualmente. 

Las ventajas de contar con un buen capital humano

En lo que respecta a las principales ventajas que se podrían considerar para constituir un capital humano de alto valor, se destaca todo el potencial que tiene para ofrecer una empresa con una fuerza de trabajo eficiente y bien formada. Esto se puede comprobar en las empresas más importantes del mundo, en las que los empleados bien capacitados son quienes les consiguen el éxito estable. Pueden disponer de proyectos más ambiciosos con la certeza de que cuentan los medios para llevarlos a cabo. 

Por lo tanto, comiencen a prever con mayor determinación estos aspectos para consolidar mejor un capital humano eficiente, y para lograr una mayor confianza en su trabajo y en lo que pueden lograr como empresa.