¿Qué es el análisis VRIO?

Hoy en día escuchamos bastante acerca de cómo las empresas se esfuerzan por encontrar ventajas frente a sus competidores y mantener a lo largo de tiempo esa ventaja competitiva para poder tener una posición privilegiada en el mercado.

Para esto, es importante que cada empresa sea capaz de determinar cuáles son sus fortalezas para poder avanzar a pasos agigantados en un mundo lleno de competencia y a su vez, cambiante.

Es aquí donde cobra protagonismo el análisis VRIO.

VRIO es una sigla que hace referencia a cuatro preguntas sobre un recurso o capacidad para determinar el potencial competitivo de una empresa: la cuestión del valor, la cuestión de la rareza, la cuestión de la imitabilidad (mantenimiento / dificultad de imitar) y la cuestión de la organización (habilidad para explotar el recurso o capacidad).

La cuestión del valor se refiere a si la empresa es capaz de explotar una oportunidad o de neutralizar una amenaza externa con dicho recurso. Un recurso valioso le proporciona a la organización algún beneficio, y por eso hay que preguntarse también si le está agregando valor al cliente.

Por su lado, la cuestión de la rareza se refiere a si ese recurso o capacidad está en manos de unos pocos. Se trata de un recurso que no aprovecha la mayor parte de las entidades porque es poco común.

La imitabilidad está íntimamente relacionada con la posibilidad de imitar o tratar de obtener, desarrollar o duplicar el recurso o habilidad. Los recursos, si son costosos son muy difíciles de imitar. También lo son cuando están protegidos legalmente (marcas o patentes comerciales).

Por último, la cuestión de la organización tiene que ver con la empresa en sí, es decir, si está capacitada, preparada y organizada para explotar el recurso, y también hace referencia a si la empresa está organizada para capturar valor. Un recurso valioso, raro, inimitable y organizado es una ventaja a largo plazo. La pregunta principal que debe hacerse en este caso es si la empresa tiene un sistema de gestión, un proceso de estructuras y cultura organizadas para capitalizar los recursos y capacidades.

El análisis VRIO es una herramienta de planificación estratégica que utilizan las diferentes compañías para tomar decisiones comerciales eficientes. Se realiza un análisis que proporciona información y se espera que los resultados sean positivos para poder obtener una posición más competitiva, por sobre los demás contendientes.

  1. Análisis VRIO

El análisis VRIO consiste básicamente en llevar adelante una serie de pasos que le van a permitir a la empresa determinar con qué tipo de recursos cuenta.

Primeramente se deben identificar y definir los recursos disponibles. Una vez que eso está determinado, se debe proceder a analizarlos uno a uno para poder determinar si en cada recurso la empresa tiene una ventaja o no. Con cada recurso se puede identificar si la empresa tiene una ventaja sostenible (recurso valioso, raro e inimitable), una ventaja temporal (un recurso valioso y raro), una desventaja competitiva (el recurso no es valioso) o si hay paridad con otras empresas (el recurso es valioso pero no es raro y hace que la empresa se encuentre en igualdad de condiciones que sus competidores).

En tercer lugar, generalmente se realiza un gráfico en donde se visualizan las ventajas o no de los recursos, y por último se obtiene el resultado. Se determina en esta etapa, cuáles son los recursos que ofrecen más beneficios a la empresa, cuáles se deben mejorar y se prepara un plan de estrategias para optimizar las ventajas competitivas.

  1. ¿Cómo puede aportar a la sostenibilidad de una empresa?

Las compañías tienen diferentes y amplios recursos, pero a gran escala podemos encontrar dos grupos: los recursos tangibles y los intangibles.

Los primeros son aquellos que hacen referencia a cosas físicas materiales como lo son las herramientas de trabajo, los equipos, territorios, inmuebles o máquinas que posee la empresa en cuestión. Este tipo de recursos, generalmente no representa una posición ventajosa porque la mayoría puede acceder fácilmente.

En cambio, los recursos intangibles, son aquellos como la imagen de la marca, la propiedad intelectual o la marca registrada. Hace plena referencia a los conocimientos que tienen las personas que se encuentran desarrollando funciones dentro de la organización. 

Este tipo de recursos, al no obtenerse fácilmente, son los que ofrecen el beneficio de una competencia sostenida en el tiempo.

Como nada es estático, el valor de los recursos también va cambiando con el tiempo y se deben revisar para saber si siguen siendo tan valiosos como antes. Además, los competidores quieren obtener las mismas ventajas competitivas y también quieren imitar esos recursos, por lo que los mismos dejaran de ser raros e inimitables y con ello, le toca a la empresa reinventarse para seguir teniendo una ventaja competitiva respecto al resto de empresas que hay en el mercado. 

La ventaja competitiva es un factor clave para el éxito del negocio. Se trata de una herramienta para poder realizar un análisis en el ámbito interno de las organizaciones.

Utilizando esta herramienta, las empresas sabrán dónde centrarse para poder llegar a su objetivo, es decir, para poder marcar una diferencia y una ventaja respecto a sus competidores en el mercado ya que éstos, por su parte, van a tardar más tiempo en copiar esos recursos porque les va a llevar más tiempo alcanzar el nivel de la ventaja de otra empresa, y cuando lo hagan, dicha empresa ya estará en un nivel superior.

Cada organización debe ser consciente de los recursos con los que cuenta y debe tener claro cuál es su objetivo, trabajando para llegar al mismo.

El análisis VRIO se centra en métricas, en aspectos positivos y las cosas que pueden marcar una diferencia para comprender de forma íntegra el valor y el ecosistema competitivo en el que está sumergida la organización.

Todas las empresas buscan diferenciarse de sus competidores y eso dependerá únicamente del tipo de recursos que tenga en ella y de su organización y gestión. La innovación convierte al recurso en menos imitable y asegura la sostenibilidad en el tiempo de la ventaja competitiva, razón por la cual, deberán estar siempre evaluando las posibles variaciones de sus recursos e innovando al mismo tiempo, para no perder la posición adquirida.