Descubre cómo implementar una orientación laboral con esta completa guía

Hay nuevos desafíos en la orientación laboral por los cambios que ha traído consigo la tecnología acelerada por la pandemia: desde la manera de buscar empleo, trabajar la marca personal, actualizarse en competencias hasta entrenar para las entrevistas. 

Esto en cuanto a las personas desempleadas y ávidas por insertarse al mercado laboral y ,para las empresas, la orientación laboral es más bien el desafío constante de mantener a sus equipos a la vanguardia para seguir siendo competitivos en el mercado.

Lo cierto es que nos enfrentamos a una serie de cambios imparables en los que por un lado gozamos de cómo nos ha facilitado la vida la tecnología en cuanto a aprendizajes, procesos y automatización, pero, por otro lado, se acentúan las brechas en habilidades digitales, especialmente en América Latina, como bien destaca este artículo de Forbes.

Por estas razones, es fundamental tanto para profesionales como para empresas saber cómo implementar una orientación laboral en estos tiempos de entorno VUCA. ¿Quieres saber qué pasos dar para implementarlo? Entonces te invito a seguir leyendo este artículo. Aprenderás que es la orientación laboral y cómo realizar una con esta completa guía. ¡Comencemos!

¿Qué es la orientación laboral?

Vamos a dar a dos definiciones de la orientación laboral. El primero está relacionado con el proceso de asesoramiento que recibe un profesional desempleado en su búsqueda por insertarse al mercado laboral, pero que desconoce qué estrategias seguir para lograrlo.

Para ello, deberá recurrir a orientadores laborales , especialistas en pedagogía o en psicología que se mueven tanto en el ámbito privado como en el Estado. En este último, por ejemplo, los Ministerios de Trabajo de varios países de América Latina fomentan capacitaciones gratuitas sobre cursos relacionados a empleabilidad con herramientas digitales.

Por otro lado, la orientación laboral también está asociada al acompañamiento que reciben los nuevos empleados en su entorno de trabajo con el fin de lograr su adaptación e integración social a corto plazo y el mentor en este proceso suele ser el jefe o un compañero de área.

En realidad, la orientación laboral tiene que ver con todas las actividades formativas en el ámbito de trabajo; no es un concepto nuevo: se desprende de la orientación profesional que implica un traspaso de conocimientos de una persona a otra sobre algún determinado tema. 

Orientación laboral. Fuente: Pexels.

¿Cómo implementar la orientación laboral en una empresa?

Ahora veamos el paso a paso para implementar un programa de orientación laboral.

1. Identifica las competencias profesionales

El primer paso para implementar el proceso de orientación laboral es identificar las competencias de los equipos; es decir, sus conocimientos técnicos, su nivel de dominio en ciertas herramientas digitales o programas que usan para sus actividades diarias, sus destrezas, habilidades comunicativas y sociales.

Para ello, puedes recurrir al análisis FODA, un recurso simple, pero bastante útil que explora  fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Otra forma para extraer información es el intercambio de opiniones entre compañeros de trabajo. 

Quizá uno destaca más en liderazgo por reemplazar al jefe cuando se va de vacaciones, y otro puede sobresalir por sus conocimientos en determinado software; en fin, cada uno se diferenciará del otro por sus atributos especiales. ¡Contribuye a descubrir las competencias laborales de tus equipos y aumenta la motivación!

2. Identifica las necesidades formativas

Otro aspecto importante de la orientación laboral es poder detectar las necesidades formativas de la empresa. Para ello, combina varias estrategias, como entrevistas, cuestionarios, la observación y valoración del jefe de cada área para medir el rendimiento y las dificultades de sus profesionales, así como la comparación con el desempeño ideal.

Para el profesional que está buscando activamente un empleo y conoce sus fortalezas y sus limitaciones, después del análisis FODA, deberá enfocarse en qué habilidades le hace falta desarrollar más para alcanzar ese puesto soñado.

Por ejemplo, si aspira a trabajar como diseñador gráfico y en la mayoría de las ofertas piden como requisitos dominar Photoshop, Illustrator e InDesign, y el profesional conoce estos tres programas, pero de InDesign tiene nociones básicas, será importante capacitarse de manera autodidacta o comprando cursos digitales. Esta parte del proceso de orientación laboral, sin lugar a dudas, contribuye a introducir mejoras contínuas en el aprendizaje para ser un profesional cualificado.

Entrevista personal. Fuente: Pexels.

3.  Estudia la situación del mercado laboral

Parte de la orientación laboral es el monitoreo de las empresas a las tendencias de su sector y esto implica estudiar los movimientos del mercado laboral, los nuevos programas de colaboración en equipo y las actualizaciones en cuanto a herramientas digitales para no perder competitividad.

En cuanto a los profesionales desempleados, pues es importante que sepan que de acuerdo a un estudio del Foro Económico Mundial las habilidades blandas más valoradas de cara al 2025 serán las siguientes: el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la autogestión, la resiliencia y la tolerancia al estrés.

Anticiparse al futuro para poder estar a la altura de los nuevos desafíos del mercado laboral es fundamental, y qué mejor manera de hacerlo que capacitándose de manera contínua (sobre este punto vamos a profundizar en el siguiente paso).

Estudio del mercado laboral. Fuente: Freepik.

4. Imparte capacitaciones

La orientación laboral también implica formar de manera contínua a los equipos de trabajo para sustituir las ideas obsoletas por nuevos conocimientos que marcan la pauta en la ejecución de los procesos internos de la organización.

Lo recomendable es fomentar el aprendizaje colaborativo; es decir, que cada integrante del equipo comparta sus conocimientos del taller, la conferencia, el webinars o el curso que ha resuelto para enriquecer el traspaso de información y consolidar la integración social. 

5.  Da feedback constructivo

Finalmente, no olvides dar una retroalimentación constructiva para introducir mejoras continuas en la formación de cada profesional. Recuerda que nadie es infalible, pero el objetivo es nivelar a todos en cuanto a habilidades digitales para erradicar esas brechas que generan descontento.

Asimismo, reconoce el esfuerzo, visibiliza las fortalezas, da coaching sobre esos aspectos que faltan pulir, sé empático y, si tienes el reto de integrar a un nuevo empleado, no lo dejes en piloto automático: da directrices claras de comportamientos accesibles. Sigue estos consejos para implementar la orientación laboral en tu empresa y consigue talentos cualificados y comprometidos con las metas. ¡Hasta pronto!