Modelo de aula invertida: ¿qué es y cómo implementarla en una organización?

Las formas de realizar capacitaciones en una empresa son muy diversas, de acuerdo con las necesidades particulares que la misma pueda presentar. De manera que resulta fundamental comenzar a conocer métodos más eficientes así como también buscar nuevas alternativas con respecto a la forma de bajar directrices y contenidos para las diversas áreas de aplicación en las que se encuentran los empleados. 

Es por estas razones que les recomendamos que puedan revisar los principales aspectos de la forma en la que se implementan las capacitaciones en su empresa. De esta forma, podrán mejorar el desempeño general de los recursos que aplican y de los propios empleados y  disminuir el tiempo de cumplimiento de los plazos estipulados en los proyectos laborales ejecutados.

A su vez, si les interesa modernizar la forma en la que aplican sus recursos educativos en el entorno laboral, a continuación, les vamos explicar cómo pueden aprovechar los nuevos modelos educativos mixtos. Les contaremos qué es aula invertida y cómo pueden usar este modelo para conseguir un mejor desempeño en líneas generales, optimizando recursos y tiempos.

En qué consiste el modelo aula invertida para capacitaciones

En concreto, se denomina de esta forma a los modelos educativos mixtos entre una plataforma virtual y las clases presenciales. Es por esta razón que también se lo llama modelo semi-presencial. 

Las ventajas que puede ofrecer este modelo son muchas en comparación con los sistemas educativos tradicionales, que no cuentan con un complemento digital. Algunas de las prestaciones que ofrecen son las siguientes: 

  • Permite ordenar mejor los horarios en los que se imparten las capacitaciones, ya que muchas plataformas ofrecen alternativas asincrónicas que los empleados pueden completar de acuerdo con sus posibilidades. 
  • Ofrece una mejor distribución de los recursos materiales, ya que el mantenimiento de plataformas digitales es mucho menos costoso que las capacitaciones presenciales. 
  • Brinda complementos en formatos mucho más atractivos, como videos, presentaciones más ordenadas y test o evaluaciones que se pueden ir completando a medida que se avanza en el proceso de capacitación para obtener un informe más detallado al respecto de los progresos que van realizando los empleados particularmente. 
  • Se pueden elaborar métricas y gráficos más detallados al respecto de la forma en la que se desempeñan los empleados en la empresa y cómo se van completando los procesos de capacitaciones. 

Es por estos motivos (y varios otros más) que les recomendamos comenzar a considerar las alternativas digitales como un complemento y recurso de base para realizar capacitaciones en su empresa. Así como también optar por darles a elegir a los empleados qué alternativa prefieren, de manera que encuentren un medio que se adapte mucho mejor a sus capacidades individuales. 

Cómo se puede empezar a considerar mixto un modelo educativo

Muchas empresas creen que ofrecen un modelo educativo mixto por simplemente compartir presentaciones frente a una audiencia o por mostrar videos informativos. Sin embargo, si bien se están usando medios digitales que facilitan muchos aspectos y partes del proceso de capacitación, esto no es en absoluto un modelo de aula invertida. 

Para que se pueda considerar como tal y para aprovechar todas las ventajas que un modelo así puede ofrecer, es fundamental que cuenten con una plataforma que realice la gestión y la coordinación de los contenidos dispuestos hacia los alumnos. De esta forma, es posible automatizar muchas tareas y mejorar muchos puntos que, por lo general, se imparten de forma manual cara a cara, con un tutor a cargo que, a menudo, no alcanza a suplir a fondo las necesidades de todos los empleados que realizan las capacitaciones. 

Cómo elegir la plataforma que utilizarán

A fin de encontrar una plataforma de enseñanza virtual que resulte acorde a sus necesidades individuales, hay algunos puntos clave que les recomendamos que tengan en cuenta. A partir de la determinación de estos factores, podrán encontrar un funcionamiento mucho más dinámico por parte del propio sistema de capacitaciones, y los empleados encontrarán muchos más beneficios en la forma de aprender. 

El primer punto a tomar en cuenta con respecto a la elección de la plataforma es considerar el nivel de personalización que se puede implementar para propiciar un mejor desempeño de los empleados que usen la plataforma. Por ejemplo, si tienen una empresa que vende ropa, deberían poder adaptar la plataforma de capacitaciones a fin de que cuente con las últimas novedades del mundo de la moda y de ese mercado en particular, en comparación con el resto de alternativas disponibles en el mercado. 

La importancia de la capacidad de actualización

Contar con una buena capacidad de actualización es fundamental para encontrar la operatividad justa en cada momento. Solo a través de un sistema moderno con posibilidades de crecimiento se alcanzará el punto justo entre tecnología y funcionalidad. 

Es por estos motivos, que deberían estar dispuestos a implementar cambios según la situación lo requiera posteriormente. Así como también modernizar algunos procesos de capacitación para pasarlos a un plano digital y llevar delante de manera presencial  las partes que resulten indispensables. 

Por su parte, en lo que respecta al propio modelo productivo de la empresa y a las posibilidades de desarrollo de productos más novedosos, la mejora de las técnicas y de los medios de producción son los únicos elementos que les van a dar lo que necesitan. Así como también es muy importante que puedan contar con la actitud correcta para afrontar los desafíos que se presenten. 

En conclusión, lo más recomendable es probar sistemas mixtos en los que sea posible encontrar un equilibrio entre un plano totalmente virtual y la presencialidad. De manera que puedan lograr resultados mucho más eficientes y convenientes tanto a corto como a largo plazo.