La organización y la valoración de puesto, dos elementos necesarios para el éxito empresarial

Las empresas necesitan de una estructura organizativa clara para su funcionamiento.  Esta es la única manera de que todos los involucrados sepan dónde encajan en el negocio, de qué son responsables y quién tiene el poder de tomar las decisiones finales. 

La organización en una empresa será fundamental para el diseño de estrategias que contribuyan a su crecimiento. Pero ¿Qué es una estructura organizativa? ¿De qué forma beneficia a mi empresa? ¿Cómo hago una valoración de puestos y cómo defino la importancia de las funciones de cada uno de mis empleados? 

En primera instancia definiremos. ¿Qué es una estructura organizativa y con qué objetivo se implementa?

Una estructura organizativa es…

En el caso de una empresa, el marco jerárquico o a la división interna del trabajo. En lenguaje un poco más sencillo, esta sirve para saber de qué forma una compañía se pondrá en funcionamiento en aras de alcanzar sus objetivos, por ejemplo, aumentar la producción, asegurar el futuro, promover el crecimiento.

La estructura organizativa crea así un marco general para el desempeño de las tareas en la empresa, así como una base para todos los procedimientos y rutinas estándar en el trabajo diario. Luego, estos se concretan y complementan con instrumentos adicionales, como la planificación, ejecución y control de la gestión, y las actividades de los participantes en la práctica.

¿Cuán importante es  definir una estructura organizativa en las empresas?

Las empresas necesitan estar organizadas para funcionar sin inconvenientes y poder desarrollarse. Sin una estructura clara, no hay horizonte claro, ni para la directiva ni para los trabajadores. Nadie sabe con exactitud cuál es su responsabilidad y a quién deben rendir cuentas. Esto genera dudas y hace que los conflictos sean inevitables, lo que trae como consecuencia, falta de coordinación y retraso en la toma de decisiones. Algo que posiblemente termine impactando, a largo plazo, en el crecimiento económico  de la empresa.

Beneficios de las estructuras organizativas

  • Ganar en eficiencia

Esta es una de las mayores ventajas de una excelente organización, de hecho, la optimización de los recursos es fundamental en la gestión de proyectos. Un empleado organizado será más productivo y dedicará menos tiempo a tareas de bajo valor agregado, para fortalecer sus esfuerzos en tareas más importantes. Quien dice buena gestión de tareas, dice buena gestión del tiempo, compartiendo y poniendo en común información entre ellos.

  • Mejor seguimiento de proyectos:

Tener una visión clara y precisa de los proyectos en curso, así como de las actividades y recursos disponibles de antemano, ayuda a tomar las decisiones correctas. Esto le permite redirigir sus recursos en tiempo real a tareas o proyectos más ambiciosos.

  • Mejor capacidad de gestión:

No te vamos a ocultar que organizar toda la información permite aplicar y controlar mejor los procesos internos. Debe ser capaz de gestionar todos los canales de adquisición de información.

  • Aplica un clima de confianza:

Cuanto más organizado estés dentro de tus equipos, más confianza y profesionalidad te brindarán tus empleados. Al ser una empresa bien organizada proyectarás una buena imagen.

Reducción del estrés:

Cuanto más organizado esté, más apreciarán sus empleados el ambiente de trabajo. Esto te permite adaptarte a los métodos de trabajo de todos y ofrecer beneficios a tus empleados, siempre con el objetivo de aumentar tu productividad.

Hoy, la organización de la información y la buena gestión de equipos dentro de su empresa, hacen que la gestión de sus proyectos sea más sencilla y eficiente. Se facilitan los métodos de trabajo y de gestión, incrementando la productividad.

La organización no está completa, si no realizamos la valoración de cada puesto de trabajo, definimos sus funciones y responsabilidades y determinamos que tan importantes son para la empresa.  

¿Qué es la valoración de un puesto de trabajo?

Una valoración de puesto es un proceso de identificación y asignación del valor de un puesto dentro de una organización. La evaluación del trabajo ayuda a las empresas a comprender cuánto deben pagar por un puesto determinado, qué conjuntos de habilidades se requieren para ese puesto y cuántas personas pueden hacer el trabajo.

La evaluación de puestos es importante porque ayuda a las empresas a comprender su estrategia de capital humano, lo que a su vez impacta en los resultados de su negocio. También, les ayuda a identificar qué posiciones son más valiosas y cuáles deben eliminarse.

Esta es una parte esencial de la estrategia de gestión del talento de cualquier empresa, porque permite mantener un sistema de pago para sus empleados. Las evaluaciones de trabajo ayudan a una organización a identificar cuál es el valor de un puesto y garantizar que todos los que trabajan allí reciban una compensación justa.

Esta es posible llevarla a cabo al estimar el valor de un rol comparándolo con otros dentro de la misma empresa. 

¿Pero cuales son los beneficios de una valoración de puesto? 

  • Para la empresa:
  • Clasificar al empleado según su desempeño y comportamiento.
  • Reconocer e identificar sus fortalezas y debilidades.
  • Ser capaz de planificar la evolución de las necesidades de todo el personal y optimizar la contratación.
  • Mejorar la cultura corporativa.
  • Aumentar la rendición de cuentas para lograr objetivos comunes.
  • Asegurar el logro de los objetivos corporativos y adherirse a las directrices de gestión de personal.
  • Sentar las bases para una remuneración equitativa.
  • Para los empleados:
  • Identificar sus debilidades y fortalezas.
  • Obtener ayuda para superar todas las dificultades.
  • Identificar los posibles prospectos.
  • Impulsar la motivación.
  • Aumentar la rendición de cuentas.
  • Para altos directivos:
  • Asegurar el logro de los objetivos de las distintas unidades organizacionales y los objetivos de trabajo de cada empleado.
  • Controlar los objetivos fijados en común y su consecución.
  • Hacerse una idea del comportamiento del colaborador y su liderazgo.
  • Reconocer y promover el desarrollo de todos los empleados.
  • Comprobar el liderazgo de cada empleado.
  • Ganarse la confianza de sus trabajadores. 
  • Mejorar las relaciones personales con todos los trabajadores.
  • Sentar las bases para una planificación inteligente de las necesidades cambiantes de todo el personal.