Inbound Recruiting: el método de reclutamiento que necesitas para atraer a los talentos idóneos

¿Te cuesta atraer a talentos que encajen con la cultura de la empresa? ¿Las estrategias de reclutamiento que has venido utilizando ya no te funcionan? ¿En lugar de buscar talentos te gustaría que sean ellos quienes primero busquen a tu empresa? Si es así, entonces tienes que saber qué es el Inbound Recruiting y cómo puede ayudarte a encontrar a los talentos idóneos. 

La manera de reclutar personal, hoy en día, ha sufrido una metamorfosis nunca antes vista. Antes de la pandemia muchas empresas lanzaban sus ofertas de trabajo en los portales de empleo y luego esperaban de manera pasiva a que se acumulen las hojas de vida para revisar una tras otra a ver si con suerte encontraban al perfil que cumplía los requisitos.

No es que esta situación haya cambiado del todo, pero hay empresas en plena transformación digital que están buscando instrumentos más modernos y efectivos. Y, el Inbound Recruiting es uno de ellos. Esta metodología está centrada en atraer al candidato idóneo antes de lanzar la convocatoria; es decir, se anticipa a una futura necesidad. ¿No es fantástico?

En efecto, por ello, si quieres optimizar los procesos de reclutamiento, te invito a seguir leyendo este artículo. Aprenderás en qué consiste el Inbound Recruiting, por qué es un método exitoso, cuáles son sus fases, las técnicas que emplea y otras características más. Así que, ¡empecemos!

Proceso de reclutamiento. Fuente: Freepik.

¿Qué es el Inbound Recruiting?

El Inbound Recruiting es una metodología que se vale de una serie de estrategias de marketing para construir una relación de confianza a largo plazo con los futuros empleados. Rompe con el esquema tradicional en la forma de reclutar talentos, ya que está enfocado en dar a conocer las bondades de la empresa en cuanto a su cultura, valores y buenas prácticas con el fin de hacer que las personas se enamoren de la marca.

¿Cómo funciona el Inbound Recruiting? La fórmula es similar a la que se usa para captar clientes, pero con la diferencia de que se trata de futuros candidatos. El objetivo es convencerlos de por qué vale la pena trabajar en tu empresa; es decir, qué es lo que tus empleados aman de la organización que te diferencian de la competencia. El reclutador ya no tiene el poder: ahora es el candidato el que lo concentra y a quien se debe conquistar.

¿Cuáles son las características del Inbound Recruiting?

Ahora veamos cinco rasgos distintivos del Inbound Recruiting. De esta manera, entenderás en qué radica el éxito de este método que cada vez es más usado en el mundo empresarial.

1. Se centra en la experiencia del candidato

Así es, el Inbound Recruiting se centra en hacer que los candidatos vivan una experiencia agradable cuando interactúan con los contenidos de valor que compartes en tus redes sociales. La idea es remitirlos a la página web para que conozcan la filosofía de la empresa, la contribución a la sociedad y —por qué no― darles a conocer lo bien que la pasan los empleados.

Independientemente de si la persona que visita tu página web está buscando empleo o no, puedes generar una primera buena impresión. Cuando consuman los contenidos sacarán sus propias conclusiones con respecto a si sus valores son compatibles al de los de la empresa y si se identifica con las políticas de responsabilidad social. Esto puede generar un interés inicial que no puedes desaprovechar.

2. Usa técnicas de marketing digital

El Inbound Recruiting usa técnicas de marketing digital para generar conexiones con sus futuros candidatos. Pero, ¿cómo implementar el Inbound Recruiting? Puedes recurrir a las siguientes estrategias: el email marketing, los chatbots, crear contenido gratuito y descargable y, sobre todo, aprovechar al máximo las funcionalidades de LinkedIn.

Ahora es muy importante que toda empresa tenga un perfil profesional corporativo en LinkedIn, pues muchos talentos ya no se mueven solo en los portales de empleos, sino que usan esta red social como un medio para interactuar con sus empresas favoritas, crear contactos profesionales y trabajar su marca personal.

Además, con la aplicación LinkedIn Recruiter, las empresas pueden segmentar las búsquedas por aptitudes, años de experiencia profesional, título académico, entre otros criterios. De este modo, podrás ahorrar tiempo y acercarte a los candidatos que se ajusten a las vacantes.

LinkedIn. Fuente: Freepik.

3. Tiene 4 fases

Las fases del Inbound Recruiting son cuatro: atrae, convierte, comunica y enamora. La primera consiste en atraer a la mayor cantidad de personas a la página web y redes sociales para que sepan cuál es la propuesta de valor diferencial y de transformación que ofrece la empresa. La segunda fase busca tratar de generar algún grado de identificación con la personalidad de la empresa.

En la tercera fase se busca que los visitantes se conviertan en candidatos. Después viene el momento de comunicarles las ofertas de empleo y finalmente debes tratar de enamorarlos con propuestas atractivas como la oportunidad de desarrollar una línea de carrera, los beneficios sociales y las capacitaciones corporativas. No olvides ser puntual en los requisitos y años de experiencia profesional.

 Como bien apunta este artículo de HubSpot, el Inbound Recruiting debe deleitar a los candidatos durante todo el viaje del proceso de selección. Y eso que nos falta conocer más aspectos del Inbound Recruiting. ¡Sigamos aprendiendo!

4. Posee filtros

Otra de las ventajas del Inbound Recruiting, es que funciona como un embudo en el que solo ingresan los candidatos que se ajustan bastante al perfil que buscas. Esto es posible gracias a sus filtros, de los cuales algunos ya vienen integrados a redes sociales como LinkedIn y hay otros que puedes implementar de manera particular, como por ejemplo, los formularios.

El objetivo de los formularios es consignar las preguntas adecuadas que te permitirán extraer información sobre los candidatos y comprobar si cumplen los requisitos solicitados. Ahora bien, no se trata de abrumarlos con muchas preguntas: bastará con 3 o hasta 4 como máximo.

¿Hasta ahora qué te parece la metodología Inbound Recruiting? En definitiva, una herramienta que tienes que probar para atraer a los mejores talentos.

Contratación. Fuente: Freepik.

5. Acorta el tiempo de proceso de selección

Finalmente, el Inbound Recruiting ayuda a simplificar el proceso de selección gracias a sus filtros que contribuyen significativamente en la depuración de los candidatos que no se ajustan al perfil buscado y a los que se les debe de agradecer su interés por la empresa.

Este último aspecto se debe cuidar, ya que, hoy en día, es fácil conocer una mala experiencia en una convocatoria gracias a LinkedIn. En esta red social se crean comunidades de profesionales que comparten sus aventuras y desventuras buscando empleos. Un comentario negativo sobre la empresa puede afectar la imagen y, en consecuencia, traer abajo todos los esfuerzos por enamorar a los candidatos.

Ahora que ya conoces los beneficios del Inbound Recruiting, piensa en qué mensajes positivos deseas compartir sobre la empresa, pero ten presente que esto parte de cómo se sienten tus equipos trabajando para tu organización; de ahí, la importancia de enamorar primero a tu capital humano y mantener relaciones de trabajo duraderas, transparentes y de confianza.