Descubre qué es una línea de carrera y ¡conviértete en una fábrica de líderes!

La insatisfacción, la sensación de estancamiento y la rotación de personal son problemas del día a día en el mundo empresarial, que se deben en gran parte a que el empleado no ha podido cumplir su meta de hacer línea de carrera dentro de la empresa.

Así lo avala este sondeo realizado por la empresa Bumeran, en el que el 53% de los más de 3000 encuestados, de entre 18 y 40 años, atribuye como principal causa de renuncia el no haber tenido la oportunidad de hacer línea de carrera.

Esta situación puede ser frustrante para un empleado sobresaliente que, por ejemplo, aspira a ser gerente y ha ganado las habilidades requeridas para la posición, pero que se choca contra la predilección de recursos humanos por los talentos de afuera.

Y para una empresa que no fomenta una línea de carrera y dice buscar el bienestar de sus equipos de trabajo, resulta terriblemente contradictorio. Si así ha venido funcionando tu organización es momento de replantear tus estrategias de gestión del talento ¡ya!

En este artículo te explicaremos en qué consiste una línea de carrera profesional y cuáles son sus principales aportes en una empresa, así que ¡acompáñame!

¿Qué es la línea de carrera?

La línea de carrera, o también conocida como plan de sucesión, es la ruta de crecimiento que sigue un empleado dentro de la organización a la que presta sus servicios. También está asociada a la idea de un futuro con grandes oportunidades de desarrollo profesional que puede diseñar la empresa o los empleados.

Por lo general, son los empleados los aspirantes a ciertas posiciones de su preferencia y para alcanzarlas no solo deben demostrar un alto desempeño en el cargo que vienen ocupando, sino también deben ganar las habilidades requeridas para cubrir el perfil deseado.

Plan de sucesión. Fuente: Pexels.

Beneficios de implementar un plan de carrera

A continuación, te daremos a conocer los principales aportes que recibe una empresa al impulsar la línea de carrera de sus empleados.

1. Clima laboral sólido

Para algunos empleados desarrollar una línea de carrera es más importante que los beneficios sociales; incluso que percibir un buen sueldo. Esta aspiración secreta no siempre es conocida por los jefes o el departamento de recursos humanos, de ahí la importancia de inspirar confianza y de fortalecer la comunicación interna. 

Los jefes suelen ser los primeros en darse cuenta qué empleados son más visibles, ya sea por el alto desempeño, su fuerte compromiso con los proyectos de la empresa o sus espectaculares conocimientos técnicos. Estos talentos suelen convertirse en candidatos favoritos a puestos jerárquicos.

Una pregunta clave que debe hacerse todo trabajador ávido de progreso es la siguiente: ¿cómo hacer una línea de carrera? ¿O cómo obtener un ascenso? En principio debe demostrar diligencia, probidad, puntualidad, pasión, inteligencia emocional y —por qué no—  dar un esfuerzo extra al trabajo que viene realizando.

Un entorno de trabajo en el que se visibilizan oportunidades de desarrollar una línea de carrera garantiza relaciones duraderas con los empleados y mayor satisfacción y motivación para que cada uno siga dando lo mejor de sí mismo. 

Confianza. Fuente: Pexels.

2. Fidelización de empleados

Otro beneficio de la línea de carrera es la fidelización de los empleados. Por increíble que parezca, todavía hay empresas que siguen pensando que solo deben fidelizar con sus clientes, cuando su prioridad debe ser su fuerza laboral.

Sin embargo, las cosas están cambiando. Un acontecimiento insólito que está obligando a las empresas a redefinir sus estrategias, procedimientos y a mejorar sus relaciones con sus equipos es el fenómeno más reciente que golpeó a Estados Unidos: “La Gran Renuncia”.

Como bien apunta este artículo de análisis de la BBC, la masiva renuncia de millones de norteamericanos nos ha demostrado cómo el agotamiento, la falta de progreso y las jornadas excesivas pueden ser el punto de quiebre entre el personal y la empresa. En este contexto, la línea de carrera juega un papel fundamental para contrarrestar aquellas insatisfacciones.

Pero esta medida no lo es todo, lo recomendable es que sea complementada con otros métodos efectivos como las capacitaciones corporativas contínuas, las evaluaciones de desempeño, feedback constructivos y justas remuneraciones.

Ahora mismo puedes estar preguntándote ¿cómo implementar la línea de carrera? Hay varias maneras de hacerlo. Entre ellas destacan las siguientes:

  • Apelar a la capacidad de observación de los jefes directos con respecto a la actitud, las expectativas de crecimiento y la responsabilidad de los empleados
  • Aplicar cuestionarios que permitan conocer a profundidad las principales aspiraciones de los empleados
  • Recurrir a pruebas cualitativas y cuantitativas para evaluar el desempeño de los empleados
  • Mapear a los empleados sobresalientes
  • Hacer entrevistas de salida para detectar las causas de la fuga de talentos 
  • Implementar en todas las áreas la política de puertas abiertas, pero con especial énfasis en recursos humanos 

 Estos consejos para crear una línea de carrera te guiarán a tu destino.

Trabajador recompensado. Fuente: Freepik.

3. Menos procesos de reclutamiento

La línea de carrera contribuye a reducir los procesos de reclutamiento, lo que se traduce en ahorro de tiempo y de dinero en la contratación de nuevos profesionales. Un empleado ascendido por su esfuerzo concluye que la empresa es justa y este sentimiento de gratitud puede derivar en felicidad y en un mayor compromiso.

Además, la línea de carrera reduce la rotación de personal y puede aumentar la productividad de los equipos. Es importante que los empleados se entrenen en liderazgo, comunicación asertiva, pensamiento crítico y resiliencia para acercarse a sus propósitos profesionales. 

4. Se fortalece la imagen de la empresa

Las empresas que promueven una línea de carrera nos dicen que están comprometidas con el progreso social de su fuerza laboral y este indicador positivo proyectará al exterior la imagen de estabilidad, confianza y seriedad.

Asimismo, la línea de carrera convierte a las empresas en un imán de talentos. Muchos profesionales de afuera pueden sentirse identificados con su filosofía, los valores que difunde y las buenas prácticas, por lo que querrán que la empresa aporte valor a su perfil de profesional. 

¿Viste los beneficios de implementar un plan de carrera? Sin duda, un método excelente para retener al talento y despertar el interés de otros profesionales.

5. Empleados mejor preparados

Tener empleados contentos, bien preparados en conocimientos, habilidades digitales y soft skills ayudarán a las empresas a responder mejor a los nuevos desafíos del mercado cambiante, exigente e impredecible.

Ganar la confianza de los empleados para que ellos puedan compartir sin miedos e inhibiciones sus propósitos es clave para impulsar un plan de carrera profesional. ¡Apuesta por el crecimiento de tus equipos y sé una fábrica de líderes!