Employee engagement: consigue equipos más comprometidos y ¡crece!

¿Quieres saber cuán comprometidos están tus empleados con tu empresa? ¿Notas que muchos de ellos están perdiendo la pasión por su trabajo o que hay mucho absentismo? Si es así, entonces tienes que saber qué es el employee engagement y por qué es importante potenciarlo.

Toda organización que aspira ser líder en su industria debe incluir entre sus prioridades desarrollar un alto employee engagement para fortalecer su cultura organizacional y generar mayores oportunidades de renta. Para esto no es necesario invertir grandes cantidades de dinero, ya que hay varias maneras estratégicas de aprender cómo mejorar el compromiso de los empleados.

Empecemos por definir qué es el employee engagement o compromiso de los empleados. Va más allá de motivar al empleado para que cumpla con las cuotas diarias exigidas. Se trata del amor que siente un empleado por la empresa donde trabaja, el cual lo impulsa a aportar más de lo que le corresponde, a involucrarse con entusiasmo en grandes proyectos y a ser 100% leal con la marca.

Esta conexión profunda que experimenta el empleado por su organización es causada por un alto grado de identificación con la cultura de aprendizaje, los valores corporativos, los propósitos y la filosofía de la empresa. Pero también puede ser porque sus compañeros de trabajo con pasiones e intereses afines a él le hagan sentir como si estuviera en casa.

Entre los beneficios del employee engagement destacan los siguientes: soluciones creativas a los problemas, mayor sentido de pertenencia, un agradable clima laboral y una percepción positiva de la imagen que se tiene de la empresa al exterior.

Equipos comprometidos. Fuente: Pexels.

Razones por las que es importante el employee engagement

A continuación, veremos cinco razones por las cuales es importante fortalecer el compromiso emocional de los empleados:

1.Construye equipos sólidos

El employee engagement contribuye a tener equipos más sólidos. Y ,para lograrlo, es clave la reciprocidad de compromiso que debe haber entre empleado y empresa, y viceversa. En la medida en que un empleado se sienta atendido, motivado, satisfecho y ,sobre todo, pasión por su oficio, alcanzará no solo el desempeño ideal, sino que también aumentará su nivel de participación con los desafíos de la empresa.

Una pregunta válida que podríamos formularnos en este punto es la siguiente: ¿cómo se mide el employee engagement? En principio presta atención a cuáles son las nuevas necesidades, expectativas de crecimiento y atenciones psicológicas que tienen tus empleados. 

A propósito de ello, un estudio realizado en 2021 por United Minds México, consultora especializada en temas corporativos, reveló cuáles son las nuevas exigencias de los empleados después de las transformaciones económicas y sociales que trajo la pandemia:

  • Un trato justo
  • Salario competitivo
  • Beneficios sociales
  • Flexibilidad
  • Seguridad laboral
  • Jefes que motiven y apoyen
  • Compañeros confiables
  • Recursos para ser exitosos
  • Tener un lugar divertido para trabajar

Toma nota de estos datos importantes y mide el employee engagement usando diversos métodos, como cuestionarios, entrevistas de salida, encuestas de clima laboral; incluso una observación minuciosa del comportamiento de tus empleados puede arrojar indicadores relevantes.

Una vez que tengas los resultados de las estrategias de employee engagement sugeridas, diseña planes personalizados para aumentar el grado de compromiso laboral, como un sistema de incentivos, formación corporativa con gamificación, un programa de reconocimiento laboral y -por qué no- una cafetería bien equipada con productos saludables en el local de tu empresa.

Unión. Fuente: Freepik.

2. Se alcanzan las metas corporativas

Los equipos sólidos tienden a superar las metas corporativas; de ahí la importancia de cultivar el employee engagement. La fuerza con que producen un día, se replica al día siguiente y así sucesivamente. Disfrutan trabajando, se sienten orgullosos de formar parte de la empresa, la defienden y la recomiendan como un lugar idóneo para desarrollarse profesionalmente.

Estos comportamientos positivos son reforzados por la confianza mutua entre empresa y equipos de trabajo, y por la comunicación interna en la que participan activamente. Asimismo, tiene una gran influencia la actitud, el apoyo y la comunicación horizontal que fomenten los gerentes, directivos, ejecutivos y jefes inmediatos de cada departamento.

3. Mayor satisfacción de los clientes

Un elevado employee engagement repercute en la satisfacción de los clientes. Por ejemplo, imaginemos que ingresas a un restaurante en el que, al entrar te den la bienvenida con una sonrisa y te lleven a una mesa amplia, iluminada, ventilada y con buena música. 

El trato del mozo es cálido, solícito y transmite entusiasmo. Este toma tu pedido y te pregunta qué tal te sientes, si no te hace falta algo más. Después de unos 30 minutos vuelve a tu mesa y te pregunta si todo está en orden.

En definitiva, dada experiencia positiva seguro recomendarás a tus amigos y familiares aquel lugar para pasar una increíble velada y, por consiguiente, aquello se traducirá en oportunidades de venta para ese negocio. ¿Viste lo que puede hacer el employee engagement por tu empresa? ¡Qué maravilla!

4. Fomenta la estabilidad a largo plazo

El employee engagement produce a largo plazo estabilidad, lo que se traduce en una reputación sólida. Además, la ventaja de fidelizar con los trabajadores es que sus conocimientos sobre cómo funciona la organización y los productos o servicios que ofrece la empresa serán importantes para atender las necesidades de los clientes habituales.

La estabilidad proyecta al exterior la imagen de una organización confiable, que tiene equipos sólidos, que sabe hacerle frente a las dificultades y, a su vez, esto la favorece en mayores inversiones, alianzas institucionales y estudios de mercado en las que puede figurar como una de las empresas líderes en el mercado por sus buenas prácticas.

Formación corporativa. Fuente: Pexels.

 5. Reduce la rotación de personal

Finalmente, el employee engagement ayuda a reducir la tasa de rotación de personal, ya que al fortalecer el vínculo con los empleados las relaciones serán más duraderas. Pero eso sí, ten en cuenta que no con todos los empleados podrás establecer un fuerte engagement laboral.

Cada uno tiene diferentes objetivos al ingresar a una compañía: algunos trabajan solo por dinero, otros buscan acumular aprendizajes y experiencias para luego irse. Sin embargo, habrá quienes se pongan la camiseta y entregan cada tarea con pasión.

Mejorar el employee engagement no es una tarea exclusiva de recursos humanos, sino que todos los niveles de la empresa deben estar involucrados, especialmente, los puestos jerárquicos. Por ello, trabaja de manera articulada, pon en práctica tu plan de employee engagement y verás excelentes resultados. ¡Sé una empresa líder!