Descubre cómo hacer una efectiva evaluación por competencias y ¡eleva la productividad!

Una de las inquietudes más comunes que tienen las empresas es no saber qué métodos de evaluación por competencias aplicar para elevar la productividad, ya que los modelos tradicionales carecen de precisión y ahora la tecnología tiene muchas propuestas.

El conocimiento ya no es un indicador suficiente que asegure que un empleado realizará con eficiencia su labor. Ahora el mercado laboral valora mucho las habilidades blandas y duras, porque permiten conocer de manera integral a los profesionales.

¿Buscas métodos efectivos para fortalecer a tus equipos? ¿Quieres que alcancen el desempeño ideal y aumentar la satisfacción de tus clientes? Si es así, ¡en hora buena! En este artículo conocerás qué es la evaluación por competencias y qué pasos dar para elaborar una de manera exitosa. Así que, ¡acompáñame!

¿Qué es la evaluación por competencias?

A diferencia de la evaluación del desempeño, la evaluación por competencias es una valoración más completa de las habilidades, conocimientos, destrezas y actitudes del empleado frente a determinadas situaciones, como su adaptación a los cambios, resistencia a las dificultades, responsabilidad e interacción con los demás.

Gracias a la evaluación por competencias se pueden identificar las limitaciones, dificultades y brechas de conocimientos, que impiden la eficiencia de la productividad. Sobre la base de la información recogida, producto de los métodos aplicados de los que hablaremos en este artículo, se podrán ejecutar acciones para elevar la calidad de los trabajos.

Evaluación de personal. Fuente: Pexels.

Ahora sí, vamos por lo prometido. En los siguientes párrafos encontrarás cinco pasos que te ayudarán a crear una evaluación por competencias de acuerdo a tus necesidades.

¿Cómo realizar una evaluación por competencias?  

Un solo método de evaluación por competencias no basta para conocer a profundidad el perfil de los equipos de trabajo y menos para lograr la efectividad. La clave es combinar varios métodos de evaluación de competencias, pero antes empecemos por definir qué competencias evaluar.

1. Define las competencias a evaluar

Para definir las competencias es importante conocer las responsabilidades que se requieren en cada posición. Por ejemplo, de un gerente se espera principalmente liderazgo, capacidad de negociación y alta capacidad de resolución de conflictos. Pero, si todavía no tienes claro qué competencias considerar en tu evaluación, tranquilo. A continuación, verás una lista de todas las competencias que no pueden faltar en tu empresa.

  • Liderazgo
  • Compromiso
  • Responsabilidad
  • Adaptación al cambio
  • Determinación
  • Resiliencia
  • Trabajo en equipo

Ahora bien, es importante definir los criterios de evaluación por competencias y considerar un puntaje. Por ejemplo, ¿cómo medir la responsabilidad? Los criterios pueden ser los siguientes: cumple con todas las tareas asignadas en su jornada y las entrega dentro del plazo establecido. Al lado de esta competencia puedes agregar un puntaje del 1 al 10.

Liderazgo. Fuente: Pexels.

2. Elige los métodos de evaluación

Una vez que tengas definidas las competencias, es momento de elegir los métodos de evaluación. Entre los más populares destacan los siguientes: la evaluación de competencias 360°, el test de competencias laborales y la matriz de las nueve cajas.

En el mercado también encontrarás plataformas que ofrecen evaluaciones por competencias como Bizneo, KeyClouding y Acsendo. Cada una tiene soluciones gamificadas, pruebas psicométricas, cuestionarios y evaluaciones de 90°, 180° y 360°.

Empecemos por el método 360°. Consiste en apelar a la capacidad de observación de los jefes, gerentes y compañeros de trabajo. Para ello, se usa un cuadro de cotejo que contenga en la parte superior las competencias, los criterios de evaluación y los puntajes del 1 al 10.

Luego tenemos el test de competencias laborales, un cuestionario que contiene una serie de preguntas y opciones de respuestas para conocer qué competencias están más desarrolladas que otras. Veamos un ejemplo concreto: marca según procederías.

Pregunta 1. Cuando tengo un problema, prefiero resolverlo solo.

a) Nunca   b) raras veces   c) a veces   d) a menudo   e) siempre

Cuestionario personalizado. Fuente: Pexels.

Otro modelo de evaluación por competencias bastante preciso es la matriz de talento de las 9 cajas. Se trata de un esquema de nueve casilleros que tiene dos ejes: uno vertical y el otro horizontal. En cada cuadro hay parámetros como alto potencial, medio potencial, bajo potencial, alto desempeño, medio desempeño y bajo desempeño.

Los trabajadores serán ubicados en los cuadrantes que correspondan en función a sus destrezas, habilidades y rendimiento. Además, este mapa de talentos permite identificar a futuros líderes, saber qué empleados necesitan ser reubicados a otros puestos y quiénes tienen muchas dificultades para hacer sus tareas.

¿Qué te parecen estos instrumentos de evaluación por competencias? Puedes usarlos todos y después comparar los resultados. De esta manera, obtendrás un diagnóstico más preciso de las fortalezas y debilidades de tus equipos.  

3. Aplica los métodos de evaluación

Antes de aplicar los métodos de evaluación asegúrate de que los jefes comuniquen a sus equipos que siempre están en constante evaluación y que esta no tiene como fin despedir personal, sino más bien, todo lo contrario: busca identificar las dificultades o limitaciones que cada uno puede tener con el fin de impulsar su desarrollo profesional. 

Muchos trabajadores temen las evaluaciones por los mitos que se tejen alrededor de estas; de ahí la importancia de sustituir esos mitos por ideas claras como por ejemplo, que las evaluaciones son positivas, porque gracias a ellas pueden ascender de puesto, pulir sus habilidades y conocer sus fortalezas .Sin ellas no es posible lograr aprendizajes.

¿Ves la importancia de la evaluación por competencias? En efecto, su contribución a la consecución de las metas corporativas es determinante.

4. Haz un seguimiento

Cuando tengas los resultados de las evaluaciones por competencias debes analizar con detenimiento el expediente de cada colaborador. De encontrar brechas de conocimiento, falta de cooperación, lentitud o absentismo, es momento de que recursos humanos en coordinación con los jefes de cada departamento elaboren los planes correctivos.

Ruta de crecimiento profesional. Fuente: Freepik.

5. Comunica los resultados

Finalmente, comunica a cada empleado de manera personal cuáles son los resultados de sus evaluaciones. Si estos han sido satisfactorios, felicítalos y oriéntalos a trabajar con más ahínco en aquellos aspectos que quizá necesitan pulir para lograr al 100% la eficiencia.

Estas situaciones reflejan uno de los múltiples beneficios de la evaluación por competencias. Pero eso no es todo. Seguramente, habrán trabajadores con evidentes dificultades, por ello comunícales en qué aspectos están fallando y cuáles son los planes de mejora. 

Promueve la evaluación por competencias y ten a los mejores profesionales del mercado en tu empresa. Verás cómo logras tus propósitos sociales y financieros. ¡Hasta pronto!