Cuida la salud de tus equipos con esta guía de ergonomía ocupacional

¿Tus empleados se quejan de frecuentes dolores de espalda? ¿Alguna vez uno de ellos tuvo un accidente en las instalaciones de tu empresa y no supiste qué hacer? Si es así, entonces tienes que conocer esta guía de ergonomía ocupacional, que promete incrementar el bienestar de tus equipos de trabajo.

Los dolores de espalda, el estrés y el sedentarismo son solo algunos de los problemas de salud que genera la falta de conocimiento sobre la ergonomía ocupacional. Es más, ahora la ergonomía ocupacional es una obligación normativa que acarrea sanciones económicas y hasta penales de no cumplir con ella. 

¿Ves la importancia de la ergonomía ocupacional? En definitiva, no puede faltar en tu organización. Por ello, sigue leyendo este artículo, ya que aprenderás qué es la ergonomía ocupacional y qué pasos dar para implementarla de manera efectiva.  Así que, ¡vamos por la seguridad de tus equipos!

¿Qué es la ergonomía ocupacional?

La ergonomía ocupacional es el conjunto de procedimientos y recomendaciones para adaptar el entorno laboral y sus materiales a las necesidades y limitaciones de los empleados con el fin de preservar su salud. 

El objetivo de la ergonomía ocupacional es disminuir las lesiones musculoesqueléticas producidas por posiciones estáticas durante largas horas frente a la computadora, enfermedades por exposición a productos químicos, así como la incidencia de accidentes fortuitos.

Estos problemas musculoesqueléticos y enfermedades deben abordarse con un enfoque preventivo, de esta manera, los empleados gozarán de una mejor salud. A propósito de ello, un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que el dolor lumbar, por ejemplo, es la causa principal de la baja laboral en muchas organizaciones.

Esto se traduce en jubilación anticipada para adultos mayores y para los jóvenes implica ausentismo y pérdida de productividad.

¿Cómo implementar la ergonomía ocupacional?

A continuación, te explicaremos cómo implementar la ergonomía ocupacional en 5 pasos.

Dolor lumbar. Fuente: Pixabay.

1. Haz un diagnóstico sobre posibles riesgos de accidente o lesiones en el trabajo

El primer paso para implementar un plan de ergonomía ocupacional es hacer un diagnóstico preciso de los posibles riesgos de accidente en el entorno laboral y de las enfermedades sigilosas producidas por las rutinas diarias del trabajo.

El profesional indicado para hacer este trabajo es el médico ocupacional. Su especialidad son las enfermedades relacionadas al trabajo y su tarea es detectarlas en su fase temprana para prevenir daños a la salud. La empresa debe contratar los servicios de este profesional cuyas principales funciones son las siguientes:

  • Hace un diagnóstico de posibles riesgos y peligros laborales.
  • Asesora a los empleados en temas de prevención.
  • Diseña un plan de intervención ante casos de emergencias.
  • Realiza un plan anual de ergonomía ocupacional.
  • Investiga las causas de los accidentes fortuitos o enfermedades para prevenirlos a futuro.
  • Monitorea el cumplimiento de las políticas de seguridad.
  • Hace las evaluaciones médicas anuales a los empleados.

2. Capacita a los empleados en higiene postural

La higiene postural es un conjunto de hábitos saludables que previenen las dolencias corporales que se generan por las prolongadas posiciones estáticas. Estos hábitos son sumamente importantes en la ergonomía ocupacional y consisten en las siguientes prácticas:

  • Mantener las piernas en 90 grados cuando se está sentado.
  • Apoyar las plantas de los pies en un pequeño banco o reposapiés.
  • Mantener la espalda recta y pegada totalmente al respaldo de la silla. De preferencia usar un cojín lumbar.
  • Bajar el brillo de la computadora para evitar la fatiga visual y el síndrome del ojo seco.
  • Mantener una distancia entre la vista y el monitor de entre 50 y 70 cm.
  • Los codos doblados deben estar a la altura del teclado.

De no practicar estos hábitos saludables, el cuerpo puede sufrir en un inicio contracturas dolorosas y ,a la larga, ciertas lesiones musculoesqueléticas como las siguientes:

  • Lumbalgias
  • Cervicalgias
  • Dorsalgias
  • Acortamientos musculares
  • Restricciones del movimiento
  • Dolor de rodillas
  • Adormecimiento en las piernas o en los glúteos 
  • Inflamación de la articulación sacroilíaca
  • Dismetría de miembros inferiores
Dolor cervical. Fuente: Pexels.

3. Promueve las pausas activas

Otro aspecto que destacar de la ergonomía ocupacional es la difusión persistente de las pausas activas. Estas pueden ir acompañadas de estiramientos de los brazos, las piernas y la espalda para oxigenar los músculos y hacer que recuperen su flexibilidad.  

Para ello, presta atención a las siguientes recomendaciones de estiramientos:

  • Inclina el tronco hacia adelante mientras estás sentado y mantienes el tobillo derecho apoyado sobre la otra rodilla. Es útil para quitar la tensión acumulada en los glúteos.  
  • Levanta el brazo derecho y llévalo hacia el lado contrario de manera que sientas un estirón a la altura de la costilla.
  • Estando parado lleva las manos hacia la punta de los pies inclinándote suavemente hacia delante, de esta manera ganarás más amplitud de movimiento en las piernas.
  • Apunta la rodilla al suelo mientras estás de pie para estirar los cuádriceps y sostén con tu mano el tobillo de la pierna doblada.

Estos consejos de salud ocupacional harán que tus equipos sientan un enorme alivio y les ayudará a prevenir lesiones musculoesqueléticas.

Estiramiento de isquiotibiales. Fuente: Pexels.

4. Instala un tópico en la empresa

Un tópico médico es un servicio básico que no puede faltar en tu programa de ergonomía ocupacional. El médico ocupacional podrá atender accidentes menores de manera ambulatoria, como casos de golpes en la cadera por resbalones en el piso, el corte en la yema de los dedos por la manipulación de hojas, incluso fuertes dolores de cabeza por estrés laboral. 

5. Investiga las causas de los accidentes o lesiones en el trabajo

Finalmente, la investigación de los accidentes fortuitos en el entorno laboral o las enfermedades profesionales, servirá no para determinar responsabilidades, sino más bien para prevenirlas a futuro.

Por ello, todos tus equipos deben colaborar con las investigaciones y capacitarse presencialmente o de manera virtual en cursos relacionados a ergonomía ocupacional. Los conocimientos que adquieran mejorarán su calidad de vida.

Aplica esta guía de ergonomía laboral y ten empleados más saludables. Verás cómo se reducen los descansos médicos y podrás prevenir accidentes graves.