¿En qué consiste el término smart working y cuáles son sus características?

Gracias al desarrollo de la tecnología estamos viviendo en un mundo impulsado por la tecnología. Esto ha llevado a las empresas a enfrentarse a decisiones difíciles, como cambiar la forma en que hacen negocios. 

El trabajo inteligente o smart work es una forma en que las organizaciones pueden utilizar a sus empleados como recursos y convertirlos en miembros integrales de su empresa.

Esta persona puede administrar su tiempo de manera productiva y mantener todos sus objetivos encaminados.

Hay muchas maneras diferentes en las que puede mejorar su productividad, y smart work es una gran solución para aquellos que buscan poder mantener sus horarios flexibles. Es por eso que este tipo de trabajo no se mide por tiempo, a diferencia de las hojas de tiempo tradicionales. 

Se evalúa de acuerdo con el objetivo de trabajo y las utilidades que genera.

Las opciones de trabajo inteligente son una excelente manera de combinar actividades que involucran teletrabajo y nuevas tecnologías. El confinamiento producido por la crisis del covid-19, ha llevado a muchas empresas a dar un giro en esta dirección, lo que beneficia a quienes necesitan flexibilidad o tienen otras exigencias laborales.

El artículo analiza qué significa el trabajo inteligente, sus características y por qué es importante que las empresas lo implementen.

  1. ¿De qué se trata?

El trabajo inteligente es un nuevo concepto que están adoptando empresas de todo el mundo y que incluye el uso de la tecnología para hacer el trabajo más eficiente y productivo.

La característica principal del trabajo inteligente es que permite a los empleados ser independientes y autodirigidos. Esto significa que pueden trabajar desde donde quieran, cuando quieran, en lo que quieran. No tienen que seguir horarios u horarios de oficina estrictos. 

También pueden trabajar de forma remota con otras personas en todo el mundo si su empresa se lo permite.

El trabajo inteligente se ha visto como una nueva tendencia en los últimos años debido a cómo ayuda a los empleados a ser más productivos y eficientes en sus trabajos. 

También hace que las empresas sean más competitivas debido a que les ayuda a ahorrar dinero en espacio y recursos para sus oficinas, así como a reducir el costo de los desplazamientos para los empleados que se desplazan fuera de las oficinas.

Ayuda en gastos como la gasolina, comida, flexibiliza el tiempo del trabajador que ahora puede realizar tareas diversas en sus tiempos libres brindándoles tranquilidad y tiempo para dedicarlo a sus familias, ergo, unos empleados felices.

  1. Antecedentes y características

El smart working es un concepto que ha existido por un tiempo, pero solo recientemente se está tomando en serio. Esto se debe en gran parte al hecho de que cada vez hay más formas de trabajar de forma remota y en horarios flexibles, lo que ha hecho que los entornos de trabajo tradicionales sean menos relevantes.

El trabajo inteligente consta de muchas características diferentes. Algunos de estos incluyen independencia, flexibilidad, colaboración y autonomía. También incluye la capacidad de trabajar desde cualquier parte del mundo en cualquier momento con las mismas herramientas que sus compañeros de oficina.

Las características del trabajo inteligente son:

  • Independencia: los empleados tienen autonomía sobre su trabajo sin tener que ser supervisados por otros.
  • Flexibilidad: los empleados tienen la libertad de elegir dónde quieren trabajar.
  • Interacción: se alienta a los empleados a interactuar entre sí a través de herramientas de colaboración como salas de chat, videollamadas, entre otros.
  • Colaboración: los empleados pueden colaborar juntos en proyectos que requieren la participación de más de una persona.
  • Responsabilidad: se espera que los empleados lleven su propio trabajo a un nivel de herramientas de calidad que cumpla con las expectativas de su empleador.
  • Recompensa: los empleados esperan algún tipo de recompensa por un buen trabajo, como una compensación monetaria o una promoción de cargo.
  • Comunicación abierta: se alienta a los empleados a comunicarse entre sí y compartir ideas, lo que se puede hacer a través de diferentes canales como chat, videollamadas o llamadas de voz.
  • Horario flexible: los empleados pueden elegir cómo quieren pasar su tiempo y cuándo quieren empezar/terminar su día

Ya no se trata solo de computadoras: el trabajo inteligente también incluye tecnología como dispositivos portátiles y asistentes de voz como Amazon Alexa o Google Home.

  1. Ventajas del smart working

Al implementar el trabajo inteligente en su empresa, disfrutará de muchos beneficios. Es posible ahorrar en los gastos de alquiler de oficinas y suministros de oficina como papel, bolígrafos y marcadores. 

No olvidemos el tiempo dedicado a crear en una oficina que ahora puede concentrarse en otros aspectos importantes de su negocio. 

El beneficio más significativo de una metodología de trabajo inteligente a nivel global es la reducción de la preocupación por los desplazamientos. Esto no solo tiene un impacto en las emisiones de CO2 del mundo, sino que también permite a las personas vivir vidas más saludables y sostenibles.

El trabajo inteligente también se conoce como trabajo remoto o digital. Es una forma de compartir trabajos tradicionales con empleados satélite que no necesitan estar en la oficina. Esto puede ayudar a encontrar talentos más fácilmente y ahorrarles tiempo y esfuerzo.

  1. Cómo tener éxito al implementar el smart working en tu empresa

El trabajo inteligente es un concepto que describe cómo ha cambiado la naturaleza del trabajo y cómo seguirá cambiando en el futuro. Cada vez es más importante para las empresas adaptarse a estos cambios.

El smart working es un concepto que describe los cambios en el lugar de trabajo. El objetivo principal del trabajo inteligente es mejorar la productividad y la eficiencia con la ayuda de la tecnología.

El trabajo inteligente puede tener muchos beneficios, pero también puede plantear algunos desafíos. Hay muchos modelos diferentes, tareas específicas y si se hace incorrectamente, puede incluso generar confusión. 

Dicho esto, el cambio de mentalidad que trae el trabajo inteligente está aquí para quedarse y la mejor manera de adaptarse es aprendiendo constantemente cosas nuevas antes de tiempo. 

Para poder implementar esta metodología con éxito, hay tres claves que son la confianza en las capacidades y talentos de los empleados, la comunicación fluida entre empresa y empleados y el compromiso de ambas partes.

Además, es imperativa una infraestructura para este tipo de metodologías.