¿Distracción en el trabajo? Dile adiós con esto cinco consejos prácticos y ¡ten equipos más productivos!

La distracción en el trabajo es una batalla contínua a la que se enfrentan tanto profesionales como empresas, y se ha visto reforzada en las últimas décadas por los instrumentos tecnológicos, los cuales son por naturaleza adictivos. De este modo, es muy fácil extraviarse en ellos si no se desarrollan hábitos de autodisciplina.

No solo afectan el rendimiento de los equipos, sino que retrasan las metas personales, las metas corporativas y, a la larga, suponen altos costos para las empresas. Por esta razón, tienes que conocer qué estrategias puedes emplear para vencer la distracción en el trabajo y tener equipos más productivos.  

En este artículo, también conocerás qué es la distracción en el trabajo y cinco consejos que prometen ayudarte a manejarla de manera efectiva y así avanzar hacia tus metas. Así que, ¡empecemos!  

¿Qué es la distracción en el trabajo?

¿A quién no le ha pasado que mientras está trabajando muy concentrado frente a su computadora, de pronto, salta la vista una notificación o un compañero de trabajo entabla una repentina conversación y lo aparta de sus responsabilidades?

En efecto, nadie es ajeno a la distracción en el trabajo y mucho menos en estos tiempos en que todo pugna por captar nuestra atención, desde la televisión, la publicidad, las noticias en la radio, las redes sociales y, como es natural y esperable, la familia y los amigos siempre tendrán algo que compartir en el día.

Hay que decirlo: es imposible que una persona se mantenga concentrada al 100% desde que empieza hasta que termina su jornada laboral. Además, ello no sería nada saludable, pues el cuerpo no está diseñado para permanecer estático de manera prolongada por mucho tiempo y en una sola postura. 

En resumen, las distracciones son positivas, pero sólo hasta cierto punto, ya que la acumulación de interrupciones diarias no solo acarrean las consecuencias ya descritas arriba, sino que afectan el aprendizaje y nuestra capacidad de concentración y de tener el control de nuestro tiempo y de nuestra vida, en general.

Dicho esto, la distracción en el trabajo es toda aquella actividad que nos saca de las tareas laborales y que puede llevarnos a procrastinar importantes proyectos. Para el mundo empresarial es todo un reto en esta era de la revolución digital.

Según un estudio de Adecco, el 50% de las empresas en España declara haber tenido problemas de prácticas presentistas; es decir, los profesionales están físicamente en las oficinas, pero emplean el tiempo en actividades no relacionadas al trabajo, sino, más bien, a actividades como leer el correo personal, chatear, salir a fumar, jugar online, o mirar memes en las redes sociales. 

El tiempo es un recurso valioso que no podemos gastar en actividades irrelevantes. Por ello, ha llegado el momento de poner orden y decirle basta a la distracción en el trabajo. Es posible gestionar de manera responsable nuestro tiempo y alcanzar el éxito en todas las metas individuales y empresariales. Así que, presta atención a estos cinco consejos para evitar la distracción en el trabajo:

Distracciones en el teletrabajo. Fuente: Freepik.

Estrategias para manejar las distracciones

Ahora veamos cinco estrategias para vencer la distracción en el trabajo. Comparte esta información con tus equipos y ¡ten excelentes resultados!

1. Define prioridades

Establecer prioridades es importante para optimizar el tiempo. Desde antes que empiece la jornada ya sabemos cuál es la cuota de tareas que nos corresponde entregar y cuál es el tiempo límite. Empieza por las tareas de mayor peso o que sean de mayor urgencia.

Asimismo, planifica tus actividades personales con antelación y presiónate un poco para ganar agilidad y acabar en la medida de lo posible a tiempo. De esta manera, podrás dedicarte a la ejecución de otros proyectos personales cuando termine la jornada, como avanzar en algún emprendimiento, estudiar alguna maestría; incluso, pasar más tiempo con la familia o reencontrarte con las amistades y disfrutar de una buena charla.

Tener una lista de prioridades cada día te ayudará a vencer la distracción en el trabajo y podrás saborear las recompensas de disponer de más tiempo. Como bien destaca este artículo de Forbes, es importante saber distinguir entre las cosas que son urgentes de las que no lo son y ser más conscientes de que el caudal de contenidos que circula en las redes sociales no es relevante para nuestras vidas.

Establecer prioridades. Fuente: Pexels.

2. Desactiva las notificaciones

Las notificaciones en la computadora son otro de los factores de distracción en el trabajo; de ahí, la importancia de desactivarlos. A continuación, el paso a paso para este procedimiento:

  • Haz clic en el símbolo de los tres puntos que se ubica en la esquina superior derecha del navegador de Google Chrome.
  • Ir a configuración
  • Clic en privacidad y seguridad
  • Clic en configuración del sitio
  • Clic en notificaciones
  • Y, finalmente, presiona “No permitir que los sitios envíen notificaciones”.

¡Listo!, ahora sí podrás navegar sin interrupciones, aunque falta ajustar algo más: recuerda que las páginas que visitas muchas veces tienen anuncios molestosos que intentarán robar tu tiempo, pues bien, para bloquear este tipo de anuncios usa Ghostery, una extensión gratuita de Google Chrome que, además de eliminar los rastreadores, permite a los usuarios navegar de manera segura y rápida. No olvides también desactivar las notificaciones del celular.

 3. Pon un cartel en la puerta

Otra forma de cómo evitar las distracciones en el trabajo es colocar un cartel en la puerta de tu habitación o dar directrices claras a tus familiares de que necesitas estar concentrado para evitar retrasos en las tareas. Esto, sobre todo, es más recomendable para aquellos que trabajan de manera remota.

Las actividades domésticas, muchas veces, querrán imponerse, por ello, debes coordinar y llegar a buenos entendimientos con las personas que viven en casa para disminuir esos ruidos del televisor, la lavadora, la licuadora o las charlas bulliciosas de la sala que, sin lugar a dudas, afectan la concentración, por lo que retomar lo que estabas haciendo se torna complicado. El diálogo y la empatía son claves en esta parte. 

No molestar. Fuente: Freepik.

4.  Usa una pizarra

Tener una pizarra a la vista es ideal para recordar cuáles son las prioridades del día y así contrarrestar las distracciones en el trabajo. Anota en orden los objetivos que deseas conseguir para aumentar tu productividad y marca con un check las tareas que vas cumpliendo a lo largo de la jornada. 

Asimismo, puedes usarla para una infinidad de cosas, como pegar tu horario, notas de tus correos electrónicos, frases inspiradoras, consejos para mejorar tu desempeño y las metas que quieres alcanzar a corto, mediano y largo plazo.

5.  Haz pausas activas

Las pausas activas no pueden faltar en la rutina diaria. De hecho, son saludables e indispensables, pues gracias a ellas podemos estirar un poco las piernas, salir a respirar aire fresco y así sacudirnos del estrés natural del trabajo. Es vital para la ergonomía ocupacional

Muchas veces, las causas de las distracciones en el trabajo están relacionadas a la falta de motivación, la falta de disciplina, trabajar en un ambiente muy bullicioso o el cansancio. Detectar a tiempo la causa principal del problema mediante entrevistas, cuestionarios y apelando a la capacidad de observación del jefe, permitirá poner en marcha un plan personalizado para dar una rápida solución. 

Evalúa a tus equipos, sé empático, pon en práctica estos consejos y verás cómo consigues equipos más comprometidos y altamente productivos.