Descubre qué es y cómo hacer un plan de compensación laboral efectivo

Lo que se conoce como compensación laboral es cualquier tipo de beneficio extra que se le otorgue a los trabajadores de una empresa y que se suman al salario básico. El objetivo de la compensación laboral es brindar ciertos beneficios laborales y personales, mientras también se mejora la satisfacción que obtengan los empleados, sin dejar de lado el lado económico. Una clave en la compensación laboral es que los empleados se encuentren más satisfechos y por ende su rendimiento sea aún mayor. 

¿Qué es el salario emocional?

El concepto de “salario emocional” es otra forma de denominar a la compensación laboral, ya que lo que se pone en práctica es intentar mejorar no sólo las condiciones laborales del empleado en lo económico, sino también en lo emocional a través de facilidades como el seguro médico, la flexibilidad horaria, etc.

El sector encargado de supervisar y gestionar estas políticas de beneficios y compensaciones es el departamento de recursos humanos de la empresa.  

¿Cómo armar un plan de compensación laboral?

Para poder poner en marcha un plan de compensación laboral que sea efectivo se debe tener en cuenta una cantidad de factores que se vinculan con el salario de los empleados y su vida personal y laboral. Este plan de compensaciones y beneficios personalizado ayudará a que haya un crecimiento en la competitividad salarial, evitando que los costos suban de manera exorbitante. 

La necesidad de una estructura salarial que sea equitativa

Esto es fundamental a la hora de elaborar el plan de compensación, porque es una parte esencial poder ofrecer un salario básico que sea coherente con los precios del mercado y las actividades que desempeñen los empleados. Para esto puede servir algún software de los que se enfocan en análisis financiero, porque permitirá organizar la información y elaborar informes gráficos para graficar el estado de los salarios de cada empleado. 

Otro factor clave es que se pueda hacer relación entre el sueldo y el desempeño laboral del empleado e incluso el momento personal que esté atravesando, porque en esto se podrán apoyar al momento de tomar la decisión de qué compensaciones laborales se adecúan más a cada caso.

Se debe estudiar correctamente a la competencia

Es importante estar al tanto de los salarios y las formas en las que se compensa a empleados en puestos similares en otras empresas, pues de esa manera se podrá tener un mejor panorama para mejorar las condiciones laborales y de esa forma poder satisfacer a los empleados. Este es un paso fundamental para las empresas que clasifican en sectores muy competitivos, porque así evitarán que los empleados se vayan a otra organización donde se recompense mejor su trabajo.

Un rango en el que las compensaciones laborales sean razonables

En todo ámbito laboral, los empleados conversan entre ellos e intercambian experiencias, conocimientos y también opiniones. Así es como también es lógico que hablen acerca de sus salarios y quede en evidencia si hay alguna desigualdad salarial. Lo ideal para evitar este escenario nada beneficioso para la empresa, es definir de antemano y siendo totalmente transparentes, los rangos salariales que se manejaron, que pueden basarse en el grado de experiencia o cantidad de responsabilidades, por ejemplo.

Para este punto, algo que suele ser de mucha ayuda son las distintas herramientas que registran el salario, y que traen registros para los niveles de desempeños de los empleados de la empresa, algo que puede ser sumamente agilizador del trabajo.

Asegurar la igualdad salarial

Actualmente, en el siglo XXI, no es viable una estructura de trabajo en la que no haya equidad salarial de género, o de cualquier tipo. Lo correcto y legalmente instalado es que las compensaciones laborales se relacionen con la productividad y el alcance de objetivos de cada empleado. De lo contrario, corre riesgo el prestigio de cualquiera sea la empresa.

Las compensaciones laborales deben satisfacer toda necesidad básica de su equipo

Otro objetivo de las compensaciones laborales es el de satisfacer las necesidades básicas de cada uno de sus empleados, más allá de ser un complemento a su salario. El acceso a vacaciones pagas, seguros médicos, entre otros beneficios, permite que los empleados noten que la compañía para la que trabajan está al tanto de sus necesidades y se preocupa por el bienestar de cada uno de ellos.

Que la retribución que reciban sea personalizada y con un alto grado de flexibilidad

La prioridad de toda empresa debería ser la de desarrollar un sistema de compensaciones y beneficios que sea personalizado, porque no todos los empleados tienen las mismas necesidades, y por lo tanto, no todas las compensaciones funcionan para todos. Para poder llegar a esto, habrá que definir un tipo de política que englobe la compensación laboral, así se eliminaría la posibilidad de desigualdades.

Que se compense el excelente rendimiento

No es bueno tener empleados que se esfuercen sin ningún tipo de beneficio, porque a la larga terminarán bajando su nivel de producción, ya que no hay una estructura que premie el rendimiento o productividad del empleado. 

La compensación salarial por cumplimiento de objetivos o como premio al esfuerzo y dedicación, siempre es muy bien recibida por parte del empleado, y conducirá a que aumente o al menos se sostenga el rendimiento y motivación del cuerpo de empleados.

Algo que no debe descuidarse es el salario emocional

Esto ha pasado a ser en el último tiempo un elemento que influye muchísimo en los empleados. Es importante entender que los empleados no son robots, sino que son personas que tienen problemas personales, y su vida va más allá de un salario.

Se puede favorecer este punto otorgando ciertas facilidades a los empleados, como pueden ser los horarios flexibles y el teletrabajo, entre otras. En esto también influyen las actividades extras al trabajo, como por ejemplo tener un gimnasio a disposición, días libres para cumpleaños o poder elegir la fecha deseada de las vacaciones.