¿De qué se trata el aprendizaje continuo?

Durante mucho tiempo, el proceso de aprendizaje fue visto como algo estático, es decir, como un conjunto de conocimientos que siempre iban a una misma dirección. Las personas estudiaban y terminaban tal vez una carrera, pero no ampliaban sus conocimientos porque la premisa de aquellos años era poder estudiar o aprender algo para que se pudiera vivir de ello toda la vida.

A raíz de esto, surge el aprendizaje continuo que es todo lo contrario a lo anterior, se trata de una acción constante y dinámica de la actualización de los conocimientos que puede tener una persona.

Consiste principalmente en darles a las personas la oportunidad de mejorar la destreza y el talento que llevan a cabo en su lugar de trabajo.

  1. ¿Cómo puede impactar en una empresa?

Existen empresas que pueden sortear y sobrevivir a las variaciones del mercado y otras que van desapareciendo con el correr del tiempo. Respecto a las primeras, seguramente sea de esa manera porque entendieron que es elemental la innovación y la adaptación para competir, como así también el crecimiento y la formación de sus equipos en las distintas áreas de trabajo.

El aprendizaje continuo busca crear un ambiente en donde las personas se sientan inspiradas a adquirir nuevas habilidades y herramientas o a potenciar las que ya tienen, todo esto para que crezca el individuo como así también la empresa en su totalidad.

Según Forbes, el 55% de los empleados prefieren trabajar en empresas que cuentan con una cultura de aprendizaje y que incentiven el desarrollo profesional ayudándolos a conseguir, o al menos, acercarse a sus metas.

La importancia del aprendizaje continuo radica en que las empresas pueden impactar en el mercado a través de una herramienta muy poderosa como lo es el conocimiento y la adaptación de nuevas maneras de crear soluciones.

Una empresa que lleva adelante una cultura de aprendizaje puede comprender con facilidad qué es lo que necesitan los usuarios y cómo resolverlo, cómo se comportan sus clientes y el mercado y cuáles son los productos digitales claves.

Con el aprendizaje continuo las empresas son capaces de adquirir nuevas habilidades y experiencia cuando los empleados se sienten motivados y respaldados por el lugar en el que trabajan, la organización se beneficia con más productividad, con lealtad de los empleados, clima de trabajo ameno, motivación y con el mantenimiento de la reputación de la marca en el mercado.

Esta herramienta también ayuda a las diferentes compañías a desarrollar nuevos productos, servicios e investigaciones y mantenerse a tono con los cambios que ocurren todo el tiempo tanto laboral como tecnológicamente.

  1. Razones por las que vale la pena establecer el aprendizaje continuo

Que una empresa u organización se adhiera a la cultura del aprendizaje continuo solo puede tener beneficios para ellas y para sus empleados.

Algunas de las razones por las que vale la pena tener esta herramienta a disposición son las siguientes:

  1. Más competitividad: permite que la empresa adquiera y luego comparta nuevos conocimientos para crear una diferencia respecto a su competencia y a los servicios que ofrece. Los empleados por su parte, aprenderán a responder con más soltura a los desafíos.
  2. Retención y compromiso por parte de los empleados: las personas se sienten más valoradas cuando se dan cuenta de que la empresa para la que trabajan reconoce su esfuerzo y trabajo. Lo mismo ocurre cuando la empresa invierte en su desarrollo y crecimiento para que puedan aprender continuamente en su lugar de trabajo. Un empleado motivado es un empleado más productivo y por lo tanto se traduce en más beneficios para la empresa.
  3. Aumento de la productividad: invertir en el crecimiento de los empleados, motivarlos y ayudarlos en el proceso los hace más felices y más productivos, lo que beneficia notablemente a la organización, ya que los empleados están capacitados para satisfacer las necesidades de un mercado que cambia constantemente, pueden producir productos de calidad, pueden responder de forma más rápida y eficiente a las necesidades del mercado, afrontar de mejor forma los obstáculos que se presenten, etc.

Para sobrevivir y para mejorar, las empresas deben innovar y mantenerse siempre un paso delante de los deseos y preferencias del mercado.

El aprendizaje continuo se considera un factor sumamente importante y muy valioso en cualquier empresa porque inevitablemente lleva al crecimiento de la misma en toda su estructura.

Crear un espacio para que los empleados aprendan y se sientan contenidos y, además, documentar el progreso, lleva indudablemente al desarrollo profesional de todas las personas que intervienen en el proceso.

Esto se debe a la gran tarea que hacen los profesionales de RR HH de una compañía para que una vez que se asume el compromiso de llevar adelante una determinada tarea o de usar una herramienta específica, todo salga con éxito y todas las partes se sientan escuchadas, contenidas, acompañadas y motivadas.

Que una empresa sea exitosa requiere obviamente de un buen liderazgo, de autoevaluación constante y de gran valentía para poder apostar al cambio pero, si se hace de manera genuina, el tiempo demostrará que rinde sus frutos y que no solo se beneficia la compañía sino quienes forman parte de ella, tanto de manera personal como de manera profesional.

Estar siempre al día con las nuevas habilidades adquiridas y las tendencias, les permite a los empleados poder aplicar el conocimiento prácticamente al instante en los proyectos actuales y tener resultados más positivos. De esta forma, los empleados pueden recibir diferentes proyectos como así también ser presentados en otras áreas de negocios.

El aprendizaje continuo se convierte de esta forma, no solamente en una herramienta valiosa para aumentar el compromiso de los individuos o equipos de trabajo de una compañía, sino también para retener el talento de cada uno de ellos.

Por último, es importante tener en cuenta, que los empleados siguen los pasos de sus líderes. Cuando ellos los ven comprometidos, eso promueve directamente el aprendizaje en el área de trabajo, teniéndolos como ejemplo de constancia, esfuerzo, trabajo y de superación.