Competencias comportamentales: ¿qué son y cómo desarrollarlas?

El 52% de los reclutadores recomiendan que las habilidades blandas sean el primer factor en el proceso de contratación. Las habilidades conductuales transforman a los empleados en un vector de comunicación y desempeño. 

En tiempos en que la tecnología cambia y evoluciona constantemente, es importante asegurarse de que tus empleados estén capacitados en Soft Skills. Ayudarán a crear una cultura de trabajo estimulante que promueva la colaboración y el diálogo.

Las competencias comportamentales son las habilidades blandas que conforman la personalidad de una persona. No son tangibles, pero son tan importantes como las habilidades duras. Se pueden aprender y desarrollar con el tiempo.

Un mundo laboral cambiante donde mantenerse actualizado con nuevas habilidades, es una necesidad

El pasado de la humanidad está viendo cambios dramáticos en el desarrollo de la automatización, la inteligencia artificial y la robotización. La naturaleza del trabajo ha cambiado y evolucionado de pequeños oficios a grandes industrias. La revolución digital está en marcha. 

Es difícil predecir cuáles serán los trabajos populares del futuro: no sabemos cuántos nuevos trabajos se crearán y qué industrias regresarán. Pero una estrategia para prosperar en tiempos inciertos podría ser aprovechar las habilidades de ciencia de datos.

Las habilidades en ciencia de datos tienen más demanda que nunca. Los científicos de datos pueden analizarlos, identificar patrones y generar conocimientos para ayudar a resolver problemas comerciales. A medida que el mundo se vuelve más y más dependiente de los datos, es cada vez más importante aprovechar estas habilidades.

Es imperativo que los empleados desarrollen sus habilidades emocionales y conductuales, especialmente porque las máquinas no siempre pueden competir.

Sabemos que una buena manera de retener y capacitar a los empleados es con nuevas habilidades. Afortunadamente, se están implementando muchos programas de incentivos brillantes para fomentar un sistema de evaluación mejorado y brindar la oportunidad de ejercicios de formación de equipos.

En un momento en el que las innovaciones se aceleran, la formación continua se ha vuelto crucial. ¡Antes de querer aprender, primero tendrá que volver a aprender cómo aprender! Empezando por las habilidades blandas.

Soft skills, un nuevo paradigma para el éxito empresarial

Las habilidades blandas son una de las prioridades de las empresas en la formación de sus empleados. A veces denominadas soft skills, se trata de cualidades humanas y relacionales (sentido de la comunicación, escucha, adaptabilidad) que, junto con la base de experiencia y conocimientos (“hard skills”), son esenciales para el éxito profesional. 

Se convirtieron en un nuevo paradigma para el éxito empresarial. Son una parte importante de la fuerza laboral y se ha demostrado que tienen un impacto positivo en los resultados de la empresa.

Estas habilidades conductuales o competencias comportamentales se han agrupado en siete formas de inteligencia esencial: inteligencia intrapersonal e interpersonal, inteligencia colectiva, situacional, racional, pedagógica y emprendedora.

Estos permitirán adaptarse a la evolución de las condiciones de trabajo, demostrar una capacidad de innovación y hacer frente a la complejidad de las situaciones encontradas., porque en el mundo del mañana, los principales desafíos no vendrán de la tecnología sino de las personas.

Es importante que las personas sean conscientes de su propia inteligencia y de cómo se relaciona con los demás. Las personas deberían trabajar en sus habilidades más débiles para mejorar todo el cerebro. La inteligencia no es una entidad fija, puede crecer y evolucionar con el tiempo con los estímulos adecuados.

Además de las habilidades técnicas, las organizaciones han entendido su importancia, particularmente en la formación de gerentes. Son tanto más necesarios cuanto estos últimos deben mostrar habilidades de escucha, de análisis o incluso de comunicación en la gestión de sus equipos en el día a día.

¿Qué competencias comportamentales son esenciales para desarrollar?

Las habilidades conductuales son vitales para las organizaciones y pueden afectar la cultura, la mentalidad, el liderazgo, las actitudes y los comportamientos. Estas habilidades se dividen en las siguientes categorías:

  • Habilidades avanzadas de comunicación y negociación, las cuales incluyen cosas como tener un buen vocabulario, saber cómo usar el lenguaje de manera efectiva y saber cómo dar retroalimentación.
  • Habilidades interpersonales y empatía, las cuales están relacionadas con la forma en que te comunicas con otras personas. Incluyen cosas como ser capaz de escuchar y empatizar con los demás, ser asertivo sin ser agresivo y ser capaz de resolver conflictos constructivamente.
  • Habilidades de liderazgo y gestión de equipos, las cuales implican ser capaz de trabajar eficazmente con otros y adaptarse a diferentes situaciones.
  • Espíritu emprendedor e iniciativa, utilizando la innovación y la creatividad para superar cualquier obstáculo que se les presente.
  • Capacidad de adaptación y aprendizaje continuo, que indica que cuando las personas aprenden algo nuevo, el nuevo conocimiento las cambia y las mejora.
  • Habilidades didácticas y formativas, las cuales promueven la capacitación como método para aquellas personas que quieren mejorar sus habilidades o aquellos que quieren aprender otras nuevas.

Las empresas también se están involucrando cada vez más en la recapacitación. Se trata, en efecto, de captar perfiles sobre todo por sus habilidades comportamentales y de hacerlos crecer en la parte técnica una vez contratados, a través de la formación “empresarial”. 

Las empresas ahora están más dispuestas a invertir en la recapacitación. Se trata, en efecto, de captar perfiles sobre todo por sus habilidades de comportamiento y hacerlos crecer en la bolsa de talento. Volver a capacitarse a menudo implica más que solo actualizar un conjunto de habilidades: también se trata de cambiar la mentalidad y la actitud de uno.

La reconversión también está dirigida a los empleados que ya están presentes en la empresa y se refiere tanto a las habilidades técnicas como a las blandas. Para lograr capacitar efectivamente a los empleados en estos aspectos, es necesario establecer métodos de evaluación y certificación para evaluar las deficiencias y ofrecer la capacitación adecuada en consecuencia.

Es importante que una organización cuente con un conjunto de métodos de evaluación y certificación para valorar las deficiencias y ofrecer la capacitación adecuada. De esta manera, los empleados podrán desarrollar las habilidades necesarias que les permitirán sobresalir en sus puestos.