¿Cómo potenciar el talento interno?

Si su organización quiere destacarse en un contexto de extrema competencia, tiene que fijarse específicamente en que sus empleados demuestren poseer los talentos suficientes como para afrontar los objetivos que se renuevan todo el tiempo, siempre alineados con los valores, la misión y la visión de la empresa a la que pertenecen, aportando tanto sus conocimientos como su experiencia en el ámbito en el que se han formado.

La globalización está ocurriendo y es importante mantenerse al día o se encontrará rezagado. Sus empleados deberán mantenerse al día con las herramientas que pueden brindarles un conocimiento profundo y permitirles dedicar más tiempo a hacer bien su trabajo.

Ahora, ¿cómo podríamos potenciar a estos nuevos talentos que ya ubicamos y están dentro de nuestra empresa?

  1. Hay que identificar el talento tanto interno como externo en nuestra empresa

El talento es un factor clave para garantizar el éxito de una empresa. También tiene un impacto en la capacidad de la empresa para crecer y expandirse.

A medida que las empresas buscan cada vez más empleados inteligentes e independientes, también buscan nuevas formas de identificar el talento dentro de su organización.

La forma más popular de identificar el talento interno en una empresa es a través de entrevistas. Sin embargo, esto puede llevar mucho tiempo y ser difícil de hacer de manera consistente en todos los departamentos. 

La segunda forma es a través de evaluaciones como pruebas de personalidad o pruebas de capacidad cognitiva que miden habilidades como la creatividad, el pensamiento estratégico, el liderazgo o el pensamiento analítico.

La tercera es realizar entrevistas con fuentes externas, como ex empleados de la empresa o personas que han trabajado con la empresa en el pasado.

La cuarta forma más popular es realizando encuestas.

Una prueba de DNC (habilidades de designación) puede identificar qué habilidades tienen sus empleados, lo que lo ayuda a evaluar sus fortalezas y debilidades y a encontrar a las personas adecuadas para desempeñar roles cruciales.

Una opción para reclutar talento podría ser a través de un entrenador especializado que ayude a detectar personal con habilidades en las áreas que se necesitan para los diferentes puestos.

  1. Convertirse en un motivador y un colaborador de tus empleados

Los empleados de una empresa son la columna vertebral del negocio. Contribuyen significativamente al éxito y crecimiento de la empresa. Como líder, puede motivar a sus empleados estableciendo relaciones con ellos, comprendiendo sus conjuntos de habilidades y brindándoles oportunidades para crecer.

Motivar a los empleados es una parte importante del liderazgo y el compromiso de los empleados. Ayuda a retener el talento y proporciona un lugar de trabajo saludable que respalda la productividad.

Hay muchas maneras en las que puede ser un motivador para sus empleados:

  • Tómese el tiempo para comprender qué motiva a cada empleado individual;
  • Invierta en el desarrollo de los miembros de su equipo;
  • Crear oportunidades de colaboración;
  • Asegúrese de interactuar con los miembros de su equipo de manera regular a través de reuniones, interacciones en las redes sociales o chats informales;
  • Sea transparente sobre todo.
  1. El compromiso de los empleados ante todo: ¡sí, depende de nosotros!

Para hacer el mejor uso de sus empleados, necesitamos empoderarlos y darles oportunidades para crecer. Es más probable que los empleados se desempeñen bien si sienten que tienen una participación en la empresa.

Es importante que las empresas brinden a sus empleados oportunidades de crecimiento y desarrollo. Esto es lo que los motiva a trabajar más duro, ser más creativos y ayudar a brindar valor a la empresa.

Los empleados que sienten que tienen un interés en la empresa también son más propensos a colaborar con otros empleados en proyectos porque quieren que sus esfuerzos ayuden al avance de la empresa en su conjunto.

  1. Team work: ¡vital!

En el lugar de trabajo moderno, es importante tener una cultura de trabajo en equipo y colaboración. No basta con tener buenas personas en su empresa. Debe empoderarlos y brindarles las herramientas que necesitan para tener éxito.

El liderazgo puede ayudar a crear un entorno que fomente el trabajo en equipo y la colaboración proporcionando objetivos claros, estableciendo altas expectativas, recompensando a los empleados por sus contribuciones y fomentando un sentido de comunidad.

La motivación es clave a la hora de fomentar el trabajo en equipo en tu empresa. Hay varias formas de motivar a los empleados, como ofrecer bonos o incentivos por logros en equipo o asignar proyectos más desafiantes que requieren más trabajo de cada empleado.

  1. Configurar un buen ambiente de trabajo

Para crear un buen ambiente de trabajo, la empresa debe tener una buena comprensión de quiénes son y qué hacen. Deben conocer sus fortalezas y debilidades, y ser capaces de brindar las oportunidades adecuadas para todos los empleados.

A veces, puede ser difícil motivar a los empleados en una empresa donde la cultura no es tan favorable. Por ejemplo, si hay una oficina con muchas personas muy amigas entre sí o donde no hay una jerarquía clara dentro de la empresa.

Las organizaciones también pueden configurar equipos más estructurados y enfocados en tareas específicas como marketing o ventas. Esto permite una mayor autonomía para las personas, pero también crea una mejor colaboración entre los miembros del equipo. 

Hay muchas maneras de motivar a su equipo en el trabajo para que rinda al máximo. Algunas prácticas clave que han demostrado ser efectivas son dar retroalimentación y hablar sobre el desempeño solo cuando es bueno, dar señales no verbales y no hacer solo una tarea. 

Si quieres saber cómo promocionar tu empresa y qué tipo de contenido funcionaría mejor, realiza algunos cursos y diplomados que hay un montón en línea. Están escritos para ser adaptados en base a las necesidades de su empresa.

No esperes más para ayudar a tus colaboradores a dar el siguiente paso en su desarrollo profesional. Hay demasiadas formas para motivar e impulsar a tus empleados en la empresa como para quedarse de brazos cruzados viendo como los resultados son exactamente los mismos.

Si queremos que las cosas cambien, debemos actuar distinto y ser líderes es demostrar con nuestro ejemplo que podemos cambiar.