Prepara a tus equipos para el cambio con esta guía de adaptación empresarial

Hoy en día, es clave desarrollar una alta capacidad de adaptación empresarial para hacer frente a los cambios impulsados por el mercado financiero, la tecnología y otros eventos fortuitos que amenazan la estabilidad de las empresas.

Estos cambios en el entorno, muchas veces, suelen producir miedo, tensión, resistencias y una enorme incertidumbre. ¿Están tus empleados preparados para aceptar los cambios y asimilarlos de la mejor manera? Si has contestado que no, deja de preocuparte.  

En este artículo te daremos a conocer una guía de adaptación empresarial para que entrenes a  tu personal en resiliencia, determinación y actitud positiva frente a esos cambios que parecen arrastrarnos al ojo de la tormenta. Así que, ¡prepárate para la transformación y acompáñame!

En primer lugar, vamos a definir qué es la adaptación empresarial. Se trata de la habilidad para afrontar situaciones diferentes o difíciles que ponen a prueba nuestra fortaleza moral; y dependiendo de la actitud y la manera en cómo encaramos estas situaciones, se avanza hacia las metas o se retrocede.

Veamos un momento cómo fue la adaptación empresarial durante la pandemia. Según diversas encuestas que hizo el Banco Mundial a 60 países, más del 65% de las empresas redujo sueldos y otorgó licencias por enfermedad, el 11% de las compañías despidió personal y el 34 % aumentó el uso de internet.

Sin lugar a dudas, las más golpeadas fueron las empresas que venían trabajando de manera tradicional y por el confinamiento tuvieron que digitalizarse en tiempo récord. ¿Ves la importancia de adaptarse al cambio en tiempos de crisis?

Ahora que ya lo sabes concentra tus esfuerzos en trabajar tu adaptabilidad. En los siguientes párrafos verás cinco estrategias de adaptación empresarial que puedes utilizar.

Reunión de empleados en pandemia. Fuente Pexels.

1. Mejora tu plan de comunicación interna

La adaptación empresarial se trabaja desde la comunicación interna. No hay nada más incómodo para un trabajador que ser el último en enterarse de los cambios que hace la empresa, ya sea la desaparición de un área, el despido repentino del jefe o un súbito cambio de horario a la madrugada que altere todos sus planes.

En este punto, es vital mejorar la comunicación interna. Para ello, reúnete semanalmente con tus equipos de trabajo, cuéntales qué proyectos de la empresa están en marcha y qué metas busca alcanzar. Asimismo, toma en cuenta sus opiniones y si hay recorte de personal, al menos, comunica la razón de estos cambios.

2. Invierte en tecnología

La tecnología ayuda a las empresas a simplificar los procesos de producción, a reforzar la seguridad de la información, a superar a la competencia y a estar más cerca de los clientes potenciales gracias a los dispositivos móviles, tabletas y computadoras.

A ello hay que sumarle que cada vez más aparecen nuevas herramientas digitales y software con soluciones innovadoras que nos facilitan el trabajo. Por ello, en todo proceso de adaptación empresarial es importante monitorear las tendencias del sector para preferiblemente anticiparse en lugar de esperar que el entorno nos condicione.

La historia de Blockbuster nos da una lección fundamental de cómo la falta de adaptación empresarial puede precipitarnos a la ruina. Según relata este artículo de análisis de la BBC, Blockbuster era un gigante en la industria del entretenimiento audiovisual en Estados Unidos y en todo el mundo hasta que apareció Netflix en 1997.

Blockbuster se negó a cambiar de visión en tiempos en que la digitalización ganaba fuerza y su pensamiento rígido y centrado en el stock lo arrastró a pérdidas millonarias para luego extinguirse totalmente del mercado y ser ahora un recuerdo.

¿No te parece una lección interesante? En efecto, el fracaso de esta organización ahora es un ejemplo para mantenerse abierto al cambio. ¡Sigamos aprendiendo más sobre la capacidad de adaptación de las organizaciones!

Tecnología. Fuente: Freepik

3. Impulsa el aprendizaje colaborativo

Otra estrategia a considerar en la adaptación empresarial es el aprendizaje colaborativo. Los conocimientos no son estáticos: evolucionan de manera contínua y en tiempos de crisis nos iluminan para tomar las mejores decisiones.

 En ese sentido, los equipos de trabajo bien entrenados tienden a ser más resistentes ante los cambios; de ahí la necesidad de que las empresas fomenten las capacitaciones corporativas.

Y mucho mejor aún si estas capacitaciones corporativas son grupales, ya que el intercambio de reflexiones, preguntas y respuestas hace que se enriquezca el aprendizaje y se fortalezcan las relaciones interpersonales, lo que deriva en un buen clima laboral. El aprendizaje colaborativo es una excelente herramienta de adaptación al cambio.

4. Fortalece el liderazgo

El liderazgo es indispensable en todo proceso de adaptación empresarial. Un líder es aquella persona que inspira confianza, que practica la empatía, la coherencia, comunica con claridad sus ideas, motiva y promueve continuamente el crecimiento de sus equipos de trabajo.

El líder tiene la capacidad de influir de manera positiva en su entorno y, en tiempos turbulentos, su sabiduría, su tacto y su habilidad para transmitir mensajes eligiendo con cuidado las palabras ayuda a dar calma y seguridad a sus colaboradores. Su papel es importante en la gestión de la adaptación, por ello las empresas deben invertir en entrenarlos.

Liderazgo. Fuente: Pexels.

5. Implementa un sistema de reconocimiento

Finalmente, estimula la adaptación empresarial por medio de acciones notables como el reconocimiento laboral. Puedes destacar el trabajo de aquellos trabajadores que han sabido adaptarse a los cambios que se han ejecutado en su área, por ejemplo, en el uso de un software nuevo, en alguna capacitación en la que hayan obtenido el puntaje más alto o por suceder al jefe momentáneamente. 

Recuerda que el reconocimiento laboral mejora la autoestima de tus empleados, les ayuda a visibilizar sus fortalezas y los motiva a seguir entregando lo mejor de sí mismo en cada tarea asignada, de manera que los demás se contagien de ese deseo de progreso.

Vivimos en un mundo de transformación permanente y es importante la adaptación corporativa, pero siempre debes regirte por los valores, estar dispuesto a aprender de los errores, invertir en capacitaciones y unir esfuerzos en todo momento.   

El mercado puede darnos indicios de que es momento de hacer cambios, pero hay que saber leer y analizar de manera estratégica sus movimientos para tomar las mejores decisiones. Fortalece tu adaptación empresarial y ¡abraza los cambios que vienen! Nos vemos en el siguiente artículo.