5 consejos que debes seguir para destacar como líder de Recursos Humanos

El departamento de Recursos Humanos de una empresa tiene a su cargo algunas de las tareas más importantes de todas. Los procesos de selección y reclutamiento, las divisiones de equipos de trabajo y la asignación de tareas, entre otras cosas, corresponden a esta área.

Poder formarte como un buen líder de recursos humanos te dará las herramientas necesarias no sólo para optimizar los recursos y realizar de la mejor manera tu trabajo, sino también para colaborar con el desarrollo de toda la compañía.

Consejos para destacar como líder

Si quieres destacar como líder, hay algunos aspectos que puedes tener en cuenta que te ayudarán a llevar adelante tu trabajo de la manera que deseas. Para eso, no te pierdas estos cinco consejos que tenemos para darte.

  • Comunicación y buen clima

Hay dos factores que podrían considerarse los pilares de un buen liderazgo, y ellos son la comunicación y el buen clima laboral. La comunicación debe ser clara, directa y permeable. Veamos qué queremos decir con estas tres cosas.

Una comunicación clara es aquella que permite comunicar las ideas de una manera transparente, sencilla, que permita que toda la información sea comunicable. Es decir, sabemos que entre lo que decimos y lo que los demás escuchan hay una brecha.

Esa brecha existe y es insondable puesto que pertenece al ámbito de la interpretación personal, que se encuentra atravesada por la cultura de cada persona. Ahora bien, un líder debe poder comunicar sus ideas de manera clara, que no se preste a confusión o a malinterpretar.

Procura ser un orador conciso en lo que comunicas y transmite un mensaje que sea directo e interpele a todas las personas hacia las que te diriges. Esto ayudará a que la comunicación sea más libre y abierta.

En cuanto a la noción de permeable, nos referimos a la capacidad de abrir espacios de diálogo en donde todos puedan expresar sus ideas. Un buen líder es aquel que sabe transmitir el mensaje correcto de manera clara, pero también es aquel que sabe escuchar.

La comunicación dialéctica, en donde todos pueden expresarse fomenta el buen clima laboral, ese otro pilar que mencionamos al principio, gracias al cual el trabajo puede realizarse de manera más ágil y productiva.

  • Potencia la creatividad

En sintonía con lo mencionado anteriormente, construir espacios de comunicación respetuosa y amigable ayudará también a potenciar la creatividad de los colaboradores. La mayoría de las empresas más exitosas integran en sus planes estratégicos el desarrollo de la creatividad.

Poder ser creativos ayudará a llegar a obtener productos más originales que amplifiquen la competitividad de la empresa y aumenten su posicionamiento en los mercados.

Por otro lado, permitir dichos espacios para producir de manera creativa, habilitará el error en lugar de censurarlo, pudiendo así arribar a resultados más novedosos y originales que en el caso contrario.

Está comprobado que las empresas que ofrecen mejores climas laborales, con la posibilidad de crecer profesionalmente y desarrollar las ideas de cada colaborador, tienen más éxito y una curva más pronunciada en su crecimiento.

Como líder puedes apoyar a los trabajadores a que desarrollen sus ideas creativas asumiendo que puede haber errores. Los errores son parte del proceso productivo, quien no se equivoca es porque no hace nada.

  • Construye sentido de pertenencia

Cómo puedes observar, todos estos consejos están integrados, van de la mano para llegar al mismo resultado: destacar como líder de Recursos Humanos. Como ya vimos, generar espacios de diálogo y de desarrollo de la creatividad, colabora con un mejor clima laboral.

Ahora bien, otra parte fundamental de este clima armonioso de trabajo está ligado al sentido de pertenencia que sienta cada colaborador en su espacio laboral. Lograr que cada colaborador construya un sentido de pertenencia con la empresa es una gran victoria.

Esto trae aparejados muchos beneficios, tanto para la empresa como para las personas que trabajan allí. ¿Quién desea trabajar en un lugar donde no se siente a gusto? Nadie. Por el contrario, poder disfrutar del trabajo es una meta para muchas personas.

Si puedes colaborar con la construcción de este sentido de pertenencia, tu rol de líder se potenciará mucho. Sentir que el lugar de trabajo es un lugar propio ayuda a trabajar mejor, a producir más y a fortalecer los aspectos positivos.

  • Utiliza herramientas tecnológicas

El uso de herramientas tecnológicas es un gran beneficio que debes saber aprovechar para desenvolverte en tu rol de líder. Existen muchas plataformas y aplicaciones que colaborarán con tu trabajo, volviéndolo más dinámico e interactivo.

Muchas veces las personas pueden motivarse mediante el uso de herramientas tecnológicas pertinentes en el trabajo. Utilizar sistemas de software o aplicaciones que permitan por ejemplo visualizar los avances de cada uno es un gran incentivo.

También puedes utilizar los aspectos más sociales de cada plataforma, aquellos que permiten tener salas de chat para dinamizar el trabajo en equipos o también las herramientas que permiten enviar mensajes de aliento entre los colaboradores.

Más allá de que la inclusión de la tecnología es vital para no quedar obsoleto, también puede ser una gran herramienta para potenciar el trabajo, aportar recursos a los equipos de trabajo y dinamizar los vínculos profesionales.

  • Contagia la buena energía

El concepto de contagiar buena energía puede parecer menor pero no lo es. Un buen líder es aquel que muestra no solo con palabras, sino también con hechos y actitudes, a sus colaboradores que lo que hacen tiene un propósito y un significado.

Si asistes a tu trabajo con buena predisposición y energía, abierto a escuchar las sugerencias de tus colegas, con proyectos innovadores que fomenten el interés de cada una de las personas que allí trabaja, seguramente obtendrás los resultados que buscas.

La energía, el humor, la predisposición se “contagian”. Una persona con buena energía y buen ánimo para encarar sus tareas diarias puede transmitir eso a los demás. Y poder trabajar en ambientes donde la buena energía fluye resulta imprescindible.

Conviértete en el líder que deseas y potencia las habilidades de los colaboradores.